TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

 

 728x90

TRAS CARTÓN   La Paternal, Villa Mitre y aledaños
 15 de julio de  2024
A+ A A-

Para celebrar los 80 de Herzog en casa

Para celebrar los 80 de Herzog en casa

Goethe on Demand, la plataforma de streaming del Goethe-Institut, ofrece en modalidad online un ciclo gratuito de cinco películas del prestigioso realizador alemán Werner Herzog con motivo de haberse festejado este año su cumpleaños número 80. Con subtítulos en español, las obras podrán verse hasta el 31 de diciembre ingresando al sitio web.  

Según el cineasta y crítico de cine alemán Georg Seeßlen, junto con Rainer Werner Fassbinder, Alexander Kluge, Edgar Reitz, Volker Schlöndorff y Wim Wenders, Werner Herzog pertenece a la primera generación del Nuevo Cine Alemán. Tras el Manifiesto de Oberhausen, de 1962, en el cual anunciaban su renuncia al cine comercial y conservador de la posguerra en la República Federal de Alemania, estos jóvenes cineastas crearon muchas películas con escasos recursos económicos y aprendieron a obtener la mayor autenticidad y el mayor efecto estético posible de sus locaciones y de los actores, a menudo aficionados o jóvenes sin experiencia. Esto resultó en una mezcla única de naturalismo visual muy directo y estilización poética en los diálogos y en el juego. Una extrañeza en lo familiar, un vínculo irreconciliable entre los personajes y su entorno. El método y el mensaje se correspondían: este cine era sobre personas que no estaban realmente a gusto en sus lugares. La estética del nuevo cine alemán reflejaba la actitud ante la vida de muchos jóvenes de la República Federal de Alemania en las décadas de 1960 y 1970, que no estaban de acuerdo con la supresión general de la historia del Nacionalsocialismo y la Guerra Mundial, ni con el comportamiento ciego del consumidor en el "milagro económico". Este cine era de outsiders, negadores e inconformistas, y especialmente en el mundo fílmico de Werner Herzog, surgió una poderosa mitología visual sobre el soñador solitario que se embarca en una gran aventura al margen de la civilización, y sobre personas que, a pesar de las desventajas sociales, no permiten que se les quite el derecho a la existencia independiente.

A continuación, presentamos las cinco películas con sus fichas técnicas, sus respectivos links de acceso y una breve síntesis de su argumento.

La tierra del silencio y la oscuridad (1971). Dirección: Werner Herzog. Documental. 85’. Recomendada para mayores de 16 años. Link de acceso.
Un complejo viaje hacia la memoria y las imágenes de Fini Straubinger, una mujer de 56 años que a raíz de un trauma infantil perdió la vista y el oído. “Cuando sueltas mi mano, es como si nos halláramos a miles de millas uno del otro”, explica la protagonista. Intentar explicar esa sensación, documentando también el proceso de rodaje como vía de conocimiento, Herzog construye un retrato conmovedor de una vida misteriosa y una reflexión sobre la realidad y el conocimiento. En la superficie, esta película es un documental sobre sordoceguera; los sordociegos, por un lado, encuentran refugio en asilos, y por el otro, están completamente abandonados. Mirando con más detenimiento, en un segundo momento, el film es un ensayo sensible sobre comunicación que revela un momento de lo que significa ser humano. Tierra de silencio y oscuridad es quizás la película más tierna y sensible de Herzog.

Aguirre, la ira de Dios (1972). Dirección: Werner Herzog. Con Klaus Kinski, Ruy Guerra, Helena Rojo, Peter Berling y Daniel Ades. 93’. Recomendada para mayores de 12 años. Link de acceso.
Filmada en la selva amazónica peruana y basada en un hecho histórico, en esta película Herzog recrea las aventuras y la caída final de un conquistador español del siglo XVI, y traza la monstruosa figura de un líder. Por su puesta en escena y la magistral actuación de Klaus Kinski, es considerada una de las obras maestras del director alemán.

Nosferatu (1979). Dirección: Mikio Naruse. Guion: Werner Herzog. Basada en Drácula, novela de Bram Stoker). Con Klaus Kinski, Isabelle Adjani, Bruno Ganz, Jacques Dufilho, Roland Topor y Walter Ladengast. 103’. Recomendada para mayores de 16 años. Link de acceso.
Basándose en la novela de terror de Bram Stoker, Drácula (1897), y en la famosa versión de cine mudo Nosferatu (1921/22), de Friedrich Wilhelm Murnau, Herzog intenta recrear la frecuentemente adaptada historia de vampiros conjugando las imágenes del clásico alemán con su propia cosmovisión. La intención principal del director es mostrar la irrupción del horror en un mundo burgués que se supone seguro. 

Fitzcarraldo (1982). Dirección: Werner Herzog. Con Klaus Kinski, Claudia Cardinale, José Lewgoy, Miguel Ángel Fuentes, Paul Hittscher y Peter Berling. 157’. Recomendada para mayores de 12 años. Link de acceso.
Brian Sweeny Fitzgerald, que se hace llamar Fitzcarraldo, sueña en medio de la selva amazónica con construir allí una gran ópera y llevar a Caruso a la inauguración. Para lograrlo, pretende explotar el caucho de una zona de selva virgen llena de reducidores de cabezas. Penetra el peligroso terreno a bordo de un barco y, al llegar a la montaña, la atraviesa para llegar así al otro río que lo llevará a destino… Cientos de indígenas colaboran en la titánica misión. Pero el sueño de Fitzcarraldo no se hará realidad.

Lecciones de la oscuridad (1992). Dirección: Werner Herzog. Documental. 52’. Link de acceso.
Uno de los más grandes desastres ecológicos del mundo quedó a la vista tras la retirada de las tropas iraquíes de Kuwait: incontables pozos de petróleo ardían en llamas y millones de litros de oro negro se vertían sin control al mar. Herzog filmó la extinción de los últimos pozos en llamas. Pero lo que parece el fin es tan solo el comienzo: paisajes devastados, ciudades, campos de batalla, desiertos lunares que lucen como santuarios. En este paisaje deshumanizado, solo las bacterias, los escorpiones y las cucarachas pueden sobrevivir. La gente que allí vive parece abocada a un silencio infinito, fruto de la guerra, el desastre o la tortura. Vemos una película de terror que está ocurriendo en la realidad, y el horror llega al punto álgido en el momento en que se logra controlar las llamas, ya que el director de cine observa cómo la tierra se va volviendo sistemáticamente inhabitable. Es especialmente desconcertante el hecho de que las imágenes y temas de Lecciones de la oscuridad recuerdan a muchas películas anteriores de Herzog, como si estas visiones del horror reales y subliminales, aunque también fascinantes, hubiesen existido siempre, representando el miedo, en su imaginación.

volver arriba

Secciones

Nosotros

Archivo

Contacto