TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

BA Adop 728X90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 17 de octubre de  2017
A+ A A-

La colección infame

La colección infame

Se ha propuesto que los objetos con simbología nazi recientemente incautados por la Policía Federal en una casa de la localidad bonaerense de Beccar, partido de San Isidro, sean entregados al Museo del Holocausto de Buenos Aires.

La iniciativa provino de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, con el objeto, según dijo, de que la exhibición de esos objetos “sirva para educar sobre las consecuencias nefastas que las acciones del nazismo han implicado para toda la Humanidad”. La funcionaria anunció que ya formuló la correspondiente solicitud a la jueza interviniente en la causa, Sandra Arroyo Salgado.

En ese sentido, el Museo emitió un comunicado cuyos párrafos finales expresan: “El hallazgo es una triste demostración de que aún perviven expresiones tanto públicas como privadas del nacionalsocialismo. Esto se agrega a la triste historia de haber recibido en este país a jerarcas nazis como Adolf Eichmann y Josef Mengele. El Museo del Holocausto queda a la espera de una decisión positiva de la jueza sobre la cuestión y sostiene con firmeza la misión de mantener viva la memoria de la Shoá”.  

El hallazgo

Según fuentes oficiales, la pesquisa se inició a fines de octubre de 2016, cuando personal de la Sección Investigación de Delitos Culturales de la Policía Federal, a efectos de prevenir y evitar ilícitos contra el patrimonio cultural, estaba recorriendo distintos comercios de antigüedades. En esas circunstancias, los agentes detectaron varias piezas de procedencia ilegal en dos locales de un centro comercial de Vicente López, pertenecientes al mismo individuo.

De resultas de la investigación, en la que colaboró la Interpol, y provistos de una orden de la titular del Juzgado Criminal y Correccional. Federal N° 2 de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, efectivos de la nombrada dependencia policial allanaron esos locales y también la casa del propietario, ubicada en Beccar. En ese domicilio, llamó la atención de los investigadores una gran estantería que, según detectaron, ocultaba un pasadizo que conducía a una habitación secreta en la que se guardaba la más grande colección encontrada hasta ahora en nuestro país de objetos originales de la Alemania nazi.

Entre ellos se destacan un busto de Adolf Hitler y una gran escultura del águila imperial alemana, símbolo usado por los nazis, sobre una esvástica.

Entre los objetos hallados también hay binoculares, juegos de cubiertos, vasijas, bandejas, cuadros, un reloj de arena, una pistola, una trompeta, una caja de armónicas y juguetes; todas las piezas ostentan la esvástica. Se encontraron, asimismo, abominables aparatos de uso supuestamente médico, para medir cráneos y huesos humanos, y varias lupas, una de las cuales podría haber pertenecido al propio Hitler. Así lo demostraría un negativo hallado por los investigadores, en el que aparece el líder del nazismo manipulando una lupa similar.

En ese sentido, el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, informó que historiadores consultados por esa fuerza habían afirmado que se trataba efectivamente de la lupa original, y que el próximo paso sería ponerse en contacto con expertos internacionales.

En cuanto a la procedencia de los objetos, la principal hipótesis que manejan los investigadores es que los habrían traído consigo algunos de los criminales de guerra nazis que huyeron de Europa después de la victoria de los aliados y, para oprobio de nuestro país, hallaron en él refugio y amparo. Además, la casa donde se ocultaban las piezas está en la zona norte del conurbano, la misma en la que se concentraron después de la guerra varios jerarcas nazis y sus colaboradores.

Así, Roncaglia subrayó que la casa en cuestión está ubicada a menos de quince cuadras de aquella en la que residía Joseph Mengele, y no descartó que varios de los objetos hallados, como los usados para medir huesos humanos, le hubieran pertenecido.

Por otra parte, en el cuarto oculto se encontraron también piezas de procedencia ilegal, tanto de origen chino como egipcio, además de distintos objetos paleontológicos.

La ruta de las ratas

Así se llamó a la organización para la fuga de jerarcas nazis y colaboradores que empezó a armarse antes del final de la guerra, cuando ya se vislumbraba la victoria aliada, y tenía su sede central en el Vaticano, donde funcionaba bajo el nombre de Pontificia Comisión de Asistencia (PCA). Recordemos que en aquel entonces estaba al frente de ese estado el papa Pío XII, anteriormente cardenal Eugenio Pacelli, quien, dicho sea de paso, en ese carácter presidió el Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Buenos Aires en 1934.

Digamos, también de paso que, entre muchas otras cosas, ese eclesiástico felicitó a Francisco Franco por su triunfo sobre el gobierno legítimo de la República Española, que durante el nazismo, y según consta en el libro El vicario, de Rolf Hochhuth, no quiso apoyar la protesta de los obispos alemanes contra el antisemitismo y que, concluida la contienda mundial contra el fascismo, fue un influyente instigador de la guerra fría contra el comunismo.

Volviendo a la Ruta de las Ratas, tenía por coordinador al obispo austríaco Alois Hudal, quien se ocupó de suministrar, a importantes criminales de guerra nazis, documentos falsos emitidos por la PCA, que les sirvieron para obtener pasaportes del Comité Internacional de la Cruz Roja. Los destinos más elegidos fueron los países de América latina, principalmente el nuestro.

Así fue como llegaron a nuestras playas el nombrado Mengele, Adolf Eichmann, Erich Priebke, Klaus Barbie, Edward Roschmann, y Gustav Wagner, así como los criminales croatas Andrija Artuković y Ante Pavelić, y otros, entre los que se contarían Martín Bormann y Heinrich Müller.

Por su parte, el gobierno de Juan Domingo Perón creó una comisión para organizar el viaje y la recepción de los fugitivos, que funcionaba en la Dirección de Migraciones, estaba integrada por jerarcas nazis que habían huido antes y tenía por coordinador a Rodolfo Freude, hijo de Ludwig Freude, poderoso empresario alemán radicado en la Argentina, simpatizante del Eje y amigo personal de Perón.

No está de más puntualizar que en 1945, un año antes de crearse la comisión, el entonces presidente Edelmiro Farrell desplazó a Perón de sus cargos de vicepresidente, ministro de Guerra y secretario de Trabajo y Previsión. Entonces, los Freude ofrecieron a su amigo la casa que tenían en el Delta, en la que el futuro presidente se refugió hasta que fue detenido por la Prefectura y conducido a la isla Martín García, donde permaneció hasta los sucesos del 17 de octubre.

Ese mismo año, el canciller soviético, Viacheslav Molotov, se opuso al ingreso de nuestro país a las flamantes Naciones Unidas, por considerar que el gobierno sustentaba una posición nazi-fascista.      

Así las cosas, en 1946 Perón designó como secretario general de la Presidencia a Rodolfo Freude, quien creó además la Secretaría de Informaciones del Estado e impulsó la comisión de marras que, entre otras operaciones, fletaba barcos, en general de la empresa Dodero, para acudir al rescate de los criminales huidos.

En cuanto a los jerarcas nazis aquí refugiados, no pocos recibieron ofertas de trabajo de empresas de origen alemán, y nunca fueron molestados por el gobierno; antes bien, hubo quienes gozaron de su favor. Tomás Eloy Martínez contó que el propio Perón, en Puerta de Hierro, le habló en términos muy elogiosos de un “destacado genetista bávaro”, el doctor Gregor. Este era el nombre con el que Mengele viajó a nuestro país, donde encontró cobijo en un gobierno que mandó al exilio a Bernardo Houssay. Los criminales de guerra también recibieron ayuda de organizaciones como la ultraderechista Alianza Libertadora Nacionalista, devenida después en fuerza de choque del peronismo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

El País

“Apostamos por una ciencia para el pueblo”

12 Julio, 2017

“Apostamos por una ciencia para el pueblo”

“Investigar es trabajar” es el lema de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), agrupación fundada en 2006 que nuclea a investigadores en formación de diversos organismos científicos y tecnológicos de la Argentina, en su mayoría becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), que exigen...

La colección infame

24 Junio, 2017

La colección infame

Se ha propuesto que los objetos con simbología nazi recientemente incautados por la Policía Federal en una casa de la localidad bonaerense de Beccar, partido de San Isidro, sean entregados al Museo del Holocausto de Buenos Aires. La iniciativa provino de la ministra de Seguridad de...

Anses apelará fallo favorable a jubilados

20 Mayo, 2017

Anses apelará fallo favorable a jubilados

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) apelará el fallo de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social que declaró inconstitucional el pago del Impuesto a las ganancias para jubilados y pensionados. Así lo hizo saber un comunicado de esa dependencia,...

“Negar el genocidio es un indulto al Estado”

13 Marzo, 2017

“Negar el genocidio es un indulto al Estado”

Desde su conformación, hace casi dos décadas, Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVyJ) es un colectivo que aglutina a un importante número de organismos de derechos humanos cuya particularidad es la de haber mantenido una postura independiente respecto del Estado y de todos los gobiernos...

Secciones

Nosotros

Contacto