TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

ban1218

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 23 de enero de  2019
A+ A A-

Poeta de la fábrica, del tango y del corazón

Poeta de la fábrica, del tango y del corazón

Hoy se cumplen 90 años del nacimiento del poeta Oscar García.

Fue en un hospital de la ciudad de Buenos Aires, pero la familia era de la localidad bonaerense de Valentín Alsina, donde vivió los primeros cincuenta años de su vida.

Desde chico trabajó en distintas fábricas de ese y de otros lugares. No pudo completar una educación formal, pero sus ansias de conocimiento y su voracidad por la lectura lo hicieron asiduo concurrente de las bibliotecas populares que funcionaban en la época. En ellas conoció a los clásicos de la literatura argentina y universal, y aprendió a amarlos; por otra parte, y gracias principalmente a la radio, llegó a ser un entendido en todo lo concerniente al tango.

Ese contexto favoreció su temprana toma de conciencia social: supo tener activa participación en luchas y movilizaciones, y sufrió represiones policiales y golpes infligidos por patotas sindicales.

Era muy joven cuando empezó a escribir versos, pero una fuerte autocrítica unida, preciso es decirlo, al propio prejuicio contra su falta de formación académica, le vedaban que intentara publicarlos. Esto no evitó que frecuentara a poetas y escritores: Olga Orozco, Roberto Santoro, Lubrano Zas y Roberto Díaz fueron sus amigos; Raúl González Tuñón, su mentor y camarada.

Recién en 1973 se animó a publicar su primer libro, El canto de las fábricas, donde logró expresar poéticamente el drama del trabajador fabril: él mismo se sorprendió por la buena recepción que tuvo la obra.

Esto lo animó a desplegar una intensa labor de difusión cultural, organizando recitales de poesía y otras actividades similares, a las que invitaba a destacados exponentes de nuestra literatura, a quienes por lo general convencía para que aceptaran el convite. Fue así como en locales poco convencionales de Alsina y de localidades vecinas leyeron sus textos Cátulo Castillo y Agustín Cuzzani, entre otros.

Por entonces fundó el grupo literario El ladrillo, al que algunos se arrimaron para usarlo como plataforma para trepar por el escalafón de la burocracia literaria; creyendo acaso que de ese modo se encaramarían en lo más alto, no dudaron en ningunear al creador del grupo.

Este publicó después otros cuatro textos de poesía: El tigre fuera de la bolsa, Tango de octubre, Zona de fuego y Melodía de arrabal. Escribió además varias letras de tango, de entre las que se destacan Como la noche, que lleva música de Osvaldo Avena, y Un silbido sin apuro y Concierto pasional, ambos con música de Arturo Penón.

Durante la última dictadura, don Osvaldo Pugliese quiso escribir un tango sobre los presos políticos, como llamaba a los desaparecidos, y convocó a Oscar para que escribiera la letra. Así lo hizo, pero el proyecto se frustró: nunca pudimos saber a ciencia cierta el porqué, el músico y el poeta nada dijeron. Tiempo después consultamos a la viuda y a la hija del maestro, así como a músicos de la orquesta: todos manifestaron desconocer el tema. Quedó el poema original, que el autor publicó con el título Para que tengas nombre.

Oscar incursionó también en el periodismo: colaboró, entre otros medios, en el suplemento literario de Clarín, en las revistas Buenos Aires tango, Suburbio, Oeste y  en el diario Excelsior y la revista Plural, estos dos últimos de México. En Tras Cartón desarrolló la sección Secretos de las letras de tango, donde volcó profundos conocimientos, certeras críticas y agudas reflexiones.

Amó profundamente a la ciudad, donde trascurrió el último tercio de su vida. En los barrios de La Paternal y de Villa Urquiza organizó y animó, con el entusiasmo que siempre lo caracterizó, actividades culturales que, pese a las inclemencias (no del tiempo, sino de los hombres) de la época, o tal vez a favor de ellas, convocaron a mucho público.

Escribió Alberto Vanasco: “Lo que hay que ensalzar en su poesía no es sólo esta natural y eficiente inserción en lo mejor de nuestra tradición literaria sino también desde luego la originalidad, riqueza y profundidad de cada una de sus líneas, todas las cuales nos hablan del ‘hombre que resbala, se desliza, pega con su cabeza contra la realidad’, y de ‘libertad, para que nunca la olviden los que nunca la vieron’, y de ‘los lagos de Bariloche’, donde nunca vivirá, todo con ‘voz de engranaje y de máquina, de madrugada y de salario escaso’, pero toda también rebosando esa luz y ese amor que proviene de una clase tan cerca de las cosas y del porvenir”.

Estaba preparando un libro de relatos cuando lo sorprendió la muerte, el 19 de diciembre de 2003. 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Cultura

Nuestro homenaje a Osvaldo Bayer

25 Diciembre, 2018

Nuestro homenaje a Osvaldo Bayer

En el día de hoy falleció Osvaldo Bayer, un gran intelectual y extraordinario ser humano, conocido fundamentalmente por su faceta de historiador especializado en la divulgación de lo que fue la actividad de las corrientes del anarquismo en la Argentina. En más de una oportunidad...

“El arte me ganó en todas sus formas”

22 Diciembre, 2018

“El arte me ganó en todas sus formas”

A los quince años debutó en una función ofrecida por el Club de Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque, y en este diciembre está presentando en Roma una versión unipersonal propia de Hamlet; entre ambos episodios transcurrieron cincuenta fecundos años que Adrián Di Stefano...

“Mi poesía se nutre de las pequeñas cosas”

05 Octubre, 2018

“Mi poesía se nutre de las pequeñas cosas”

Publicó su primer libro a principios de la hoy mítica década del 60, y desde entonces ha desarrollado una trayectoria ininterrumpida que consagró a su nombre como uno de los más dignos y reconocidos de la actual poesía argentina. En un fosco atardecer de esta...

Nuestro homenaje a Hermenegildo Sábat

05 Octubre, 2018

Nuestro homenaje a Hermenegildo Sábat

Acaba de fallecer a los 85 años Hermenegildo Sábat, el gran artista nacido en Montevideo y radicado desde los 60 en nuestra ciudad, que ganó especial popularidad por sus extraordinarias caricaturas políticas y de grandísimas figuras de la cultura rioplatense, como Carlos Gardel, entre otros....

Secciones

Nosotros

Contacto