TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

ban120

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 18 de enero de  2020
A+ A A-

“Un resultado que es producto de la lucha”

“Un resultado que es producto de la lucha”

Al cabo de una semana de medidas de fuerza dispuestas por la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que incluyeron movilizaciones masivas y un paro que afectó a los distintos hospitales y centros públicos de salud del ámbito porteño, el 5 de diciembre la Legislatura dispuso, por unanimidad, dejar sin efecto la sanción de la Ley de Régimen de Residencias y Concurrencias, votada por ese cuerpo siete días antes, y caracterizada por la referida Asamblea como precarizadora del trabajo y lesiva para los derechos de los profesionales del sector.

“Aquí hay un resultado que es producto de la lucha que llevaron adelante residentes y concurrentes que están en paro por tiempo indeterminado, dando cuenta de que los hospitales no funcionan si ellos no trabajan, y ese es el motivo por el cual hoy se ha dado marcha atrás en este proyecto”, sintetizó la legisladora Laura Marrone (IS) en su intervención en el tramo inicial de la última sesión celebrada en Perú 160, en el cual se trató y se resolvió la anulación de la Ley de Régimen de Residencias y Concurrencias votada la semana anterior.

“Con convicción de nuestros métodos: la asamblea, el paro, los cortes y la movilización, demostramos perseverancia y unidad en la acción, y logramos este triunfo histórico en defensa de la salud pública”, expresó por su parte la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires.

La ley que no llegó a ser

La ley que quedó ahora sin efecto había sido aprobada el 28 de noviembre último con los votos de la mayoría oficialista al cabo de una tumultuosa sesión, durante la cual efectivos de la Policía de la Ciudad reprimieron a una numerosa manifestación de residentes y concurrentes que frente al edificio protestaban contra la iniciativa.

La cuestionada norma, denominada de Régimen de Residencias y Concurrencias de Equipos de Salud y Apoyo a Equipos de Salud del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, inició su malogrado periplo el 12 de noviembre último, cuando el proyecto correspondiente fue presentado por su autor, el oficialista José Luis Acevedo, presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura, y con las firmas de sus colegas de bancada María Luisa González Estevarena, Diego Marías, Paola Michielotto, Victoria Roldán Méndez, Claudio Romero y Lía Rueda.

El trámite fue desusadamente rápido, pues diez días después obtuvo despacho conjunto de las comisiones de Salud y de Legislación del Trabajo, con las firmas de los miembros oficialistas de una y otra comisión, y las de Victoria Montenegro (UC) y Roy Cortina (PS), recientemente reelecto por la lista de Juntos por el Cambio. En esas comisiones se le introdujeron modificaciones con las que llegó al recinto el 28 de noviembre. 

Definía a la residencia como “un régimen de formación de postgrado en servicio y contextos de trabajo para profesionales de reciente graduación, remunerado, acotado en el tiempo, intensivo y altamente calificado” y a la concurrencia como “un sistema honorario de capacitación profesional de postgrado en servicio y contextos de trabajo para profesionales de reciente graduación, a tiempo parcial, con actividad asistencial, docente y de investigación programada y supervisada”. 

Establecía que “la residencia implica una carga horaria mínima de treinta y seis (36) horas semanales y una carga horaria máxima de sesenta y cuatro (64) horas semanales” y que cada residente gozará del “derecho a recibir, como parte de la formación, una remuneración mensual durante el tiempo que dure su contrato”, que no podrá ser inferior a la que percibe “al momento de sancionarse la presente ley, por todo rubro o concepto, y se ajustará por acta de negociación colectiva”.

Incluía asimismo un capítulo dedicado al régimen disciplinario, que disponía la “suspensión de hasta diez (10) días sin participación en las actividades de formación y con pérdida del derecho a percibir remuneración” y la “rescisión de contrato”.

Regina Toscano Canturi, egresada de la UBA y residente de tercer año de Medicina General del hospital Álvarez, hizo el siguiente análisis: “En esa ley, entre muchísimas cosas, no se nos considera trabajadores, se establece un código de sanciones arbitrario donde no quedan en claro cuáles son los puntos por los que pueden despedirte de tu trabajo y se habilitan las  persecuciones laboral y personal”.

“Por otro lado”, subrayó, “no garantiza nuestra paritaria: lo que hace es legalizar que trabajemos 64 horas semanales; la realidad es que trabajamos muchísimo más, pero si se modifica la ley lo que queremos es un texto que garantice que no trabajemos más en condiciones de explotación: hay residentes que trabajan 36 o 48 horas seguidas, y hay quienes tienen 10, 12 o 14 guardias por mes”.

Destacó además que la norma “legaliza la figura de las concurrencias” y explicó que los concurrentes son “profesionales del equipo de salud que trabajan sin cobrar, por lo cual tienen que trabajar afuera, no tienen ART y tampoco tienen aportes”. 

Explicó que, en la Ciudad, las residencias y las concurrencias “son las formas en las que una persona que ya egresó de su carrera de grado accede a una especialidad en salud”.

Y especificó: “Vos estudiás, por ejemplo, medicina; te recibís de médica o médico a secas y no tenés ninguna especialidad: entonces, para seguir formándote y especializándote, podés hacer una residencia o una concurrencia. Para ambas tenés que rendir un examen y a partir del puntaje que obtuviste y del promedio de tu carrera se hace un orden de mérito y tomás tu cargo en un acto público”.

Pero, agregó, “cuando se van acabando los cargos de residencia, si querés hacer una especialidad tenés que tomar el cargo de concurrente”.

En cuanto al “día a día, tanto de las residencias como de las concurrencias, vos vas todas las mañanas al centro de salud o al hospital, según donde te estés formando, hacés las actividades asistenciales y académicas según cuál sea tu servicio, hacés guardias de 24, 36 o 48 horas y después tenés que estudiar en tu casa, preparar las clases y profundizar la actividad de investigación, o sea que tenemos una carga asistencial y académica muy grande”.

Aprobada a palos

El debate que precedió a la aprobación de la ley de marras se realizó en presencia de un nutrido grupo de residentes y concurrentes que aplaudieron con entusiasmo los discursos de la oposición, mientras que aproximadamente un millar de sus compañeros, reunidos frente al edificio, se manifestaban en contra de la iniciativa.

Inexplicablemente, el video que registraba la sesión de ese día fue suprimido del canal de YouTube de la Legislatura, y a la copia que se publicó en la página de Facebook se le cortó el último tramo, correspondiente al tratamiento de la ley en cuestión. Además, el comunicado de prensa emitido por ese cuerpo colegiado detallaba distintos puntos de la norma y omitía toda referencia al debate, sin mencionar siquiera a quienes participaron. 

Creemos que no está de más, entonces, incluir en este trabajo una síntesis de ese debate, y especialmente del tramo correspondiente a la intervención de Gabriel Solano (PO), durante la que quedaron de manifiesto las repercusiones que tuvo en el recinto la represión ejercida en la calle. 

En primer término habló, en su carácter de miembro informante, José Luis Acevedo, quien relató que “todo parte de la Ordenanza N° 40.997 del año 1985” y afirmó: “Con esto venimos a ordenar, generamos certezas y generamos un criterio unificado donde cada uno sabe lo que tiene que hacer, sus derechos y obligaciones; clarificamos diversas situaciones que mejoran las condiciones de formación profesional de los residentes”.   

Por su parte, Fernando Vilardo (AyL) consideró que “[el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez] Larreta gobierna como un monarca porque está imponiendo un proyecto sin ningún tipo de consulta a los trabajadores de la salud y en especial a los residentes y concurrentes”. 

A su vez, Laura Marrone opinó que la ley que se pretendía aprobar “es estructural en relación con el sistema de salud que está siendo diseñado para aplicar un sistema de disciplinamiento de los profesionales de salud que permita avanzar en un proyecto vergonzoso, que es la cobertura universal de salud, es decir, un sistema de tercerización de nuestra salud pública”.

Por su parte, Solano planteó: “Tenemos un diputado del bloque oficialista que nos cuenta que este proyecto es una panacea y tenemos mil residentes y concurrentes en la puerta de la Legislatura diciendo que este proyecto viene a legalizar un régimen de superexplotación, ¿a quién le creemos?”.

Informó que “hoy un R1 en un hospital público de la ciudad gana 35.000 pesos por una jornada laboral de 64 horas” y puso en descubierto ciertos aspectos de un estado de cosas que no están lo suficientemente difundidos: “En esta Legislatura se labura mucho menos, y los diputados ganan 170.000 mangos. Seamos claros: acá los lunes y los viernes casi no hay nadie, y si a un diputado se le pagan 35.000 pesos por 64 horas semanales no queda nadie”.

Mientras hablaba, comenzaron a oírse en el público murmullos de inquietud. Poco después, la intervención de Solano fue interrumpida por un ruido que parecía provenir de un fuerte impacto. Le siguió un grito que se extendió por el recinto: “¡Están reprimiendo en la puerta!”.

El legislador hizo entonces una moción de orden pidiendo que se pasara a cuarto intermedio para que, dijo, “se suspenda la sesión y atendamos que no se golpee a ningún trabajador”.

La moción fue rechazada; sin embargo, varios legisladores abandonaron el recinto. En ese contexto, y mientras uno de los que habían quedado pedía la palabra, se puso a votación el proyecto, que resultó aprobado por 34 votos a favor del bloque oficialista y 5 abstenciones de Evolución.

Inmediatamente después se levantó la sesión.

Entre los que manifestaban en la puerta estaba Regina, quien así cuenta lo que sucedió: “Intentamos entrar en la Legislatura para presenciar esa votación, y no nos dejaron. Nos desalojaron con represión policial, nos pegaron palazos, nos tiraron gas pimienta”.

A todo esto, cuando los legisladores que habían salido a intervenir en favor de los manifestantes quisieron volver a entrar para participar en el debate y en la votación, encontraron cerradas las puertas del Palacio Legislativo.

Este hecho constituyó el principal fundamento del pedido de impugnación de la votación de la ley formulado por los cinco legisladores de la izquierda –Myriam Bregman (PTS), Marta Martínez (AyL), Marrone, Solano y Vilardo–  en una carta dirigida al presidente de la Legislatura, donde denunciaron también que otros miembros del cuerpo, que habían dejado el recinto pero no el edificio y estaban en la antesala, no fueron llamados para la votación, y que incluso hubo quienes permanecieron en sus bancas y votaron en contra, pero esos votos no fueron registrados

Cronograma de la lucha

Ese mismo día, la Asamblea de Residentes y Concurrentes votó y convocó a paro general por tiempo indeterminado en todos los hospitales y centros de salud que funcionan en el ámbito porteño, y el día siguiente, viernes 29 de noviembre, sus integrantes protagonizaron una marcha masiva por la calle Corrientes, desde Callao hasta el Obelisco, que contó con el apoyo y acompañamiento de otros sectores de trabajadores de la salud, a cuyo término se decidió  pedir el veto de la ley y “sostener el paro sin concurrencia a las guardias” hasta el lunes 2 de este mes.  

Ese día, la ministra saliente de Salud y legisladora electa de la Ciudad Ana María Bou Pérez recibió a una delegación compuesta por dos representantes de cada establecimiento de salud.

A esa reunión asistió Regina, quien refirió: “Lo que nos dijo la ministra es que no estaba de acuerdo con el veto. No dio ninguna respuesta, lo único que nos ofreció fue discutir punto por punto  la reglamentación”.

La Asamblea rechazó la propuesta de la ministra y organizó un abrazo a la sede de la Jefatura de Gobierno de la calle Uspallata, que, con la consigna “veto o paro”, se realizó dos días después y resultó masivo. 

En ese contexto, una delegación fue recibida por funcionarios del Gobierno de la Ciudad encabezados por el secretario general, Fernando Straface, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, quienes se comprometieron a elevar a la Legislatura un proyecto de resolución para dejar sin efecto la sanción de la cuestionada ley, a ser tratado en la sesión del día siguiente, y suscribieron un acuerdo para constituir una mesa de trabajo que contemplara la participación de profesionales del sector en la elaboración de una nueva ley.

Efectivamente, esa misma tarde, a las 15:40, el jefe saliente del bloque oficialista de la Legislatura, Daniel Presti, y quien lo sucederá, Diego García Vilas, presentaron el anunciado proyecto de resolución, que se trató al principio de la última y maratónica sesión del año.

En la última sesión

Para su tratamiento, Presti debió pedir una modificación del orden del día.  “Hemos escuchado y hemos entendido las preocupaciones de los profesionales de la salud”, dijo seguidamente, empezando su breve intervención.

Y prosiguió: “Hemos trabajado en esta casa buscando los consensos necesarios, pensando que los habíamos conseguido, vinculados con el dictamen oportunamente emanado de la Comisión de Salud de esta casa, donde en el despacho se consignan firmas de diferentes bloques vinculados con el proyecto que estamos mencionando”.

Finalmente, prometió: “Vamos a trabajar y profundizar para llegar a los consensos que sean necesarios, por eso entendemos que es prudente dejar sin efecto el proyecto antes mencionado”. 

Habló después Victoria Montenegro, quien expresó: “No pudimos hacer uso de la palabra la semana anterior; estuvimos en la calle y no se nos permitió el ingreso en una situación de represión que deja en evidencia que no hubo diálogo, no hubo consenso”. 

Luego, Claudio Heredia (BP) expresó su deseo de que  “en esta oportunidad sean escuchados absolutamente todos los que van a tener que ser alcanzados por esta ley” y Myriam Bregman agradeció “a residentes y concurrentes por el gran ejemplo que nos han dado en esta ciudad, donde parece que el oficialismo avanza y avasalla con todo y solo queda agachar la cabeza, por su lucha y por defender la salud pública”.

A su vez, Vilardo consideró que “una lucha impresionante de residentes y concurrentes que pelearon desde abajo sin que nadie los convoque ni nadie los dirija, fue la que logró dar marcha atrás con este proyecto”, y Juan Nosiglia (Ev) opinó que “hay que avanzar en una norma que considere las condiciones laborales y la importancia de la actividad que llevan adelante los residentes y concurrentes”.

Por último, Sergio Abrevaya (Gen) sentenció que “sencillamente, esta ley nunca debió haber sido” y Solano rindió homenaje “a los residentes y concurrentes de la Ciudad, que acaban de obtener un triunfo histórico”, y precisó: “Lograron ayer que Larreta retroceda en chancletas y hoy esta ley la tienen que anular con vergüenza”.

Un numeroso grupo de residentes y concurrentes que se habían concentrado en la calle Perú, frente al edificio vallado de la Legislatura, festejó alborozado.

En su comunicado, la Asamblea informó que, “ante este triunfo”, se resolvió “levantar el paro a partir del viernes 6/12 y continuar organizados en asamblea para exigir al Gobierno porteño y al nuevo ministro de Salud todas nuestras reivindicaciones hasta que logremos aprobar una nueva ley construida de manera interdisciplinaria por los protagonistas de esta historia, los residentes y concurrentes”.

“Vamos a tener la responsabilidad de llevar adelante el trabajo de redactar un nuevo proyecto de ley en conjunto con la Legislatura; a partir de mañana [por el 6 de diciembre] nos ponemos a trabajar en los puntos clave que necesitamos que estén garantizados en la ley que represente nuestros derechos y reglamente nuestro trabajo”, asumió Regina.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Ciudad

Legislatura: se constituyó la Junta de Ética

16 Enero, 2020

Legislatura: se constituyó la Junta de Ética

La Legislatura de la Ciudad Autónoma informó que quedó constituida la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control de ese cuerpo colegiado. De acuerdo con el artículo 175 del Reglamento legislativo, la integran once miembros. Son ellos María Luisa González Estevarena, Agustín Forchieri, Cristina García,...

Se prorrogó el vencimiento del ABL

09 Enero, 2020

Se prorrogó el vencimiento del ABL

La Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) informó que se prorrogó el vencimiento de las boletas del impuesto Inmobiliario/ABL para la cuota 1, la anual y la boleta única hasta el 31 de este mes. Se hizo saber asimismo que las boletas de la primera emisión...

La justicia porteña y el Vaticano

07 Enero, 2020

La justicia porteña y el Vaticano

El titular del Juzgado N° 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Andrés Gallardo, formó parte del encuentro constitutivo del Comité Panafricano de Jueces y Juezas Franciscanos que se realizó en el Vaticano en diciembre último. Así lo hizo...

De las consecuencias de la pirotecnia

04 Enero, 2020

De las consecuencias de la pirotecnia

Como es habitual en las celebraciones de fin de año, los hospitales especializados recibieron a adultos y niños con heridas de distinta gravedad, causadas por artefactos de pirotecnia. Sin embargo, se dio la feliz circunstancia de que, según informó el Gobierno de la Ciudad, el Hospital...

Secciones

Nosotros

Contacto