Logo
Imprimir esta página

Tragedia de Once: la Corte confirmó condenas

Tragedia de Once: la Corte confirmó condenas

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó las penas de prisión del ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, del ex presidente de Trenes de Buenos Aires (TBA), Claudio Cirigliano, y de otros condenados por la Tragedia de Once.

Lo hizo con las firmas de los jueces Carlos Rosenkranz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, según comunicó el Centro de Información Judicial (CIJ), órgano de prensa del máximo tribunal.

Como se consigna en esa información, la causa se inició a raíz de los hechos del 22 de febrero de 2012, cuando una formación del ferrocarril Sarmiento chocó contra un andén de la estación terminal Once de Septiembre, causando la muerte de 52 personas, en tanto casi 800 resultaron heridas.

Se hace saber también que, en esa causa, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal dictaminó que “se tuvo por verificada la deliberada decisión de las autoridades de TBA de no realizar el mantenimiento de los bienes concesionados, contando con la colaboración necesaria de los directivos de Cometrans SA y, especialmente, de los funcionarios –secretarios de Transporte– integrantes del gobierno de ese entonces, quienes tenían la obligación de supervisar el control y la fiscalización del sistema de transporte ferroviario, deber que deliberadamente incumplieron; todo lo cual ocasionó un paulatino deterioro del material rodante y la disminución de su vida útil, ocasionándose un enorme perjuicio al patrimonio estatal”, y “se calificó este suceso como constitutivo del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.

Asimismo, la Sala mencionó “las pésimas condiciones en que se explotaba el servicio, a partir de las políticas empresariales verificadas y la ausencia de los controles serios por parte de la Secretaría de Transporte, que representaba un constante peligro para la vida de las personas que a diario utilizaban los trenes que circulaban con un deficitario estándar de eficiencia y seguridad”, lo que “fue calificado como estrago culposo agravado por haber causado la muerte de cincuenta y dos personas y lesiones en otras setecientas ochenta y nueve”.

Previamente, y según informamos oportunamente, el 29 de diciembre de 2015 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de la Capital, integrado por los jueces Jorge Tassara (ya fallecido), Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Ana D'Alessio (esta en calidad de jueza sustituta), condenó a los ex secretarios de Transporte de la Nación Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime a ocho y seis años de prisión, respectivamente; a este último únicamente por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, resultando absuelto por el de estrago culposo.

En cuanto a Claudio Cirigliano, fue sentenciado a nueve años de cárcel, mientras que a Jorge Álvarez y Marcelo Calderón, ex directivos, respectivamente, de TBA y de Cometrans, la empresa que controlaba TBA, se les impusieron ocho años de prisión, y el maquinista Marcos Córdoba fue sentenciado a tres años y seis meses de prisión e inhabilitación especial por seis años.

A su vez, el ex gerente de operaciones de Trenes de Buenos Aires, Sergio Tempone, recibió una condena a siete años de prisión, y quienes fueron, respectivamente, presidente, vicepresidente y directivo de esa empresa, Carlo Ferrari, Jorge de los Reyes y Carlos Pont Vergés, fueron sentenciados a seis años. A otros ex directivos de TBA y de Cometrans se les impusieron penas de entre tres y cinco años.

Posteriormente, la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal confirmó las condenas, redujo las penas impuestas, revocó la absolución de Jaime y lo condenó como autor de estrago culposo agravado.

Las defensas interpusieron entonces recursos extraordinarios, los que, denegados, derivaron en la presentación de los respectivos recursos de queja ante la Corte. A su vez, la defensa de Jaime también intentó que la Cámara Federal de Casación revisara la condena dictada como consecuencia de la revocatoria de la absolución, lo que fue rechazado y originó un nuevo recurso de queja.

Así las cosas, el máximo tribunal rechazó todos los recursos interpuestos invocando el artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, que establece que “la Corte, según su sana discreción, y con la sola invocación de esta norma, podrá rechazar el recurso extraordinario, por falta de agravio federal suficiente o cuando las cuestiones planteadas resultaren insustanciales o carentes de trascendencia”. En consecuencia, las condenas resultaron confirmadas.

Con respecto a los recursos interpuestos por Jaime, la Corte reiteró su jurisprudencia, según la cual el derecho a la revisión de la sentencia condenatoria en instancia casatoria debe ser satisfecho directamente por esa Cámara, a la que envió nuevamente el caso.

En lo que hace al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el 10 de octubre de 2018 el Tribunal Oral Federal N°4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez, lo condenó, en un segundo juicio por la Tragedia de Once, a cinco años y ocho meses de prisión por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. Asimismo, se lo inhabilitó de por vida para ejercer cargos públicos, pero fue absuelto por el delito de estrago culposo.

(Vale señalar que el juez Bertuzzi fue desplazado recientemente de la Cámara Federal de Apelaciones, y su caso, junto con los de los camaristas Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, será tratado por la Corte el martes próximo).

Sin embargo, la defensa de De Vido apeló el fallo ante la Cámara de Casación, que aún no se ha expedido; se espera que lo haga después de una audiencia fijada para el 21 de octubre próximo.

Derechos ReservadosTrasCartón
Diseño Web Codigo Imagen