TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

 

 

ban820

TRAS CARTÓN   La Paternal, Villa Mitre y aledaños
 23 de noviembre de  2020
A+ A A-

“Necesitamos generar una cultura compasiva”

“Necesitamos generar una cultura compasiva”

La Legislatura de la Ciudad Autónoma sancionó por unanimidad la primera ley del país que consagra el derecho a decir adiós.

Según informó ese cuerpo colegiado, la propia norma define, en su artículo primero, que tiene por objetivo que los pacientes de Covid-19 en estado terminal “sean acompañados/as, de manera virtual o presencial, de acuerdo a las circunstancias, por una persona de su entorno afectivo”.

Para ello, la nueva ley dispone la creación de un “Plan de Acompañamiento a los/las pacientes infectados con el virus Covid-19 en situación de final de vida”, el que “deberá aplicarse en los efectores públicos de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los cuales deberán dictar su respectivo protocolo, a los fines de garantizar la seguridad, información y contención necesarias para el/la paciente y la persona acompañante”.

El referido protocolo “deberá establecer el procedimiento correspondiente a fin de que todo/a paciente en estado crítico y/o su entorno afectivo tome oportuno conocimiento del Plan y de los requisitos y condiciones necesarias para su implementación”.

El texto de la nueva ley fue consensuado a partir de sendas iniciativas de los legisladores Facundo del Gaiso (CC-ARI) y María Luisa González Estevarena (VJ). La primera, un proyecto de ley inspirado, según el autor, por su jefa política, Elisa Carrió, expresa en sus fundamentos que “la posibilidad de que las personas en situación de final de vida estén acompañadas por miembros de su entorno afectivo y el derecho a despedirse en comunión con los integrantes de su entorno familiar es un reflejo del respeto y valor que, como sociedad, tenemos de la propia vida y de la dignidad inherente a todas las personas”.

Sostiene al respecto que “ver cómo estas personas se ven privadas de este acompañamiento por parte de sus seres más allegados y deben pasar los últimos días de su vida solas en una habitación de un hospital es inhumano”.

Por ello, insta, “debemos reflexionar sobre lo que debe sentir una persona en sus últimos días de vida cuando no puede ver ni estar con sus seres queridos y, como sociedad, ocuparnos de esa situación tan angustiante y dolorosa”.

A continuación, advierte que “no se debe olvidar que el centro de todas las medidas y acciones que se tomen durante la gestión de la pandemia tienen que ser las personas afectadas y en riesgo”, remarcando que “esto implica ser capaces de armonizar las medidas más restrictivas para evitar la propagación del virus y las necesidades concretas de cuidados de las personas más vulnerables o frágiles”.

En cuanto al proyecto de González Estevarena, es de declaración y manifiesta, en los fundamentos, que “en el actual contexto de pandemia mundial y aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Ciudad”, a los efectos de “brindar una atención integral a los pacientes es de vital importancia garantizar el acompañamiento y contención espiritual y psicológica”, y que “en virtud de ello, debemos repensar la situación por la cual se encuentran atravesando los pacientes terminales que hoy están internados en hospitales o instituciones”.

El texto consensuado fue tratado sobre tablas en la última sesión de la Legislatura, que tuvo lugar anteayer y se desarrolló en forma presencial y virtual en el tradicional recinto.

En primer término habló González Estevarena, quien lo hizo de manera virtual. Empezó admitiendo que en los debates “se deben tratar de eludir las situaciones autorreferenciales”, pero consideró que en ese caso era “importante hacer una excepción”.

Así, contó que “siendo muy joven” había pasado por “una situación de salud” que la había marcado “de por vida”, y enfatizó: “Ahí dimensioné la grandeza y la pequeñez de la vida y, sobre todo, el valor del amor y los afectos de la familia; estaba en terapia, peleando por mi vida, y sentir las caricias y las palabras de mis seres queridos fueron determinantes para mi recuperación”.

Y prosiguió: “Nadie mejor que el que ha vivido una situación similar para entender al otro, para tener una empatía inmediata: por eso me pegó muy fuerte imaginarme que debido a la pandemia no había un último adiós y que el paso de la vida a la muerte se transitaba en absoluta soledad”.  

Después de una breve intervención de Sergio Abrevaya (Gen), quien trajo a colación la pérdida de un familiar muy cercano, habló Del Gaiso, algunos de cuyos conceptos mostraron rasgos de humanitarismo y sensibilidad poco frecuentes en los discursos políticos pronunciados habitualmente en el recinto.

En primer término, afirmó que “el derecho a decir adiós es un derecho humano fundamental y, como tal, no tendría que ser una ley que tendríamos que estar discutiendo, pero la aparición de la pandemia con esta cruel enfermedad produjo enormes injusticias y llevó a situaciones inhumanas, como es morir en la más absoluta soledad, en ausencia de los seres queridos, sin una mirada de amor, sin un abrazo, sin un ‘te quiero’”.

Explicó que “el proyecto busca garantizar un protocolo que permita a los pacientes críticos el acompañamiento por familiares que no sean de factor de riesgo y que cumplan todas las normas de bioseguridad, para que se transite ese último tramo de vida en la forma más humana y de plena dignidad”.

Refirió luego que “el proyecto se ha replicado en el Congreso a través de diputados nacionales y en más de diez provincias”, y que, desde que lo presentó, recibió “cientos de mensajes de todo el país atravesados por el mismo dolor de no poder despedirse y de vivir un duelo muy tormentoso”.

Dijo después que “en gran parte del mundo se definió el coronavirus como la enfermedad de la soledad”, y que “ya van casi 8.000 argentinos que murieron en esas condiciones víctimas de Covid y entre ellos, al día de hoy [por anteayer], exactamente 1.165 porteños”.

Estimó en ese sentido que “es necesario ponerles rostros, nombres e historias a las personas”, porque “cuando las vidas se convierten solamente en cifras corremos el peligro de burocratizar el dolor: lo vemos pero no lo tocamos, escuchamos el llanto pero no lo consolamos”.

Expresó además que “la burocratización del dolor mueve los expedientes y genera estadísticas” y que “en cambio, la compasión (que no es tener lástima por el otro) nos hace ver la realidad tal como es, con el paciente que sufre, con la familia angustiada, y obliga al Estado a tomar cartas en el asunto, a hacerse cargo del sufrimiento y a dejar de mirar para otro lado”.  

Después de otras consideraciones, sostuvo que “necesitamos generar una cultura compasiva, que reconozca el dolor y lo transforme en políticas públicas con sentido humano” y señaló que el hecho de que “los pacientes en estado terminal en medio de esta pandemia puedan estar acompañados de sus afectos es un reflejo del respeto y del valor que como sociedad tenemos por la vida y la dignidad de cada persona”.  

Finalmente, nadie se animó a votar en contra ni a abstenerse y, como informamos al principio, el proyecto se aprobó por unanimidad.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Ciudad

“Es muy importante no naturalizar este hecho”

21 Noviembre, 2020

“Es muy importante no naturalizar este hecho”

La desaprobación, el rechazo y la condena por parte de personas y organizaciones de los ámbitos sociales, políticos, educativos y gremiales a los dichos de la ministra de Educación local, Soledad Acuña, tuvieron su reflejo en los bloques opositores de la legislatura porteña. “Cada minuto que...

Los testeos en los barrios

20 Noviembre, 2020

Los testeos en los barrios

Hasta anteayer, a través del operativo Detectar, en los distintos barrios porteños se había efectuado un total de 155.694 testeos con un resultado de 32.666 casos positivos de coronavirus. Así lo informó el Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad, que precisó que ese operativo,...

Nueva edición de la Semana del Orgullo BA

18 Noviembre, 2020

Nueva edición de la Semana del Orgullo BA

Con motivo de celebrarse una nueva edición de la Semana del Orgullo BA, que comenzó el lunes último, se ha puesto en ejecución un amplio y variado programa de actividades. Se trata de la tercera edición de este evento, instituido para celebrar las identidades del colectivo...

Regulan uso y autorizan cultivo de cannabis

14 Noviembre, 2020

Regulan uso y autorizan cultivo de cannabis

La Legislatura de la Ciudad Autónoma votó por unanimidad una ley que tiene por objeto, según su artículo primero, “establecer un marco regulatorio para el acceso informado y seguro de Cannabis medicinal y sus derivados como recurso terapéutico, la investigación y el uso científico, garantizando y...

ban620b

 

Secciones

Nosotros

Contacto