TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

ban1119

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 13 de noviembre de  2019
A+ A A-

Medición de la pobreza multidimensional

Medición de la pobreza multidimensional

Ciento ochenta y cuatro años después que Edgar Poe escribiera que la miseria es multiforme sobre la tierra, la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad realizó una prueba piloto de la medición de la pobreza multidimensional, Según informó esa dependencia, la experiencia se efectuó de acuerdo con el “consenso internacional” en el sentido de “producir medidas que permitan capturar pobreza en todas sus dimensiones”.

El Informe correspondiente, que se dio a conocer recientemente, empieza por afirmar que “la pobreza es un fenómeno que tiende a presentar características estructurales en nuestra sociedad, dada la persistencia de registros de esta problemática en los últimos 40 años”.

Expresa seguidamente que, “aparte de su característica estructural, la pobreza es de raíz multifacética, por lo que el sistema estadístico tiene como desafío repensar el modo de medirlo con efectividad, habida cuenta de la necesidad imperiosa de definir políticas públicas basadas en evidencia tendientes a combatir esta problemática”.

Tras recordar que “la Ciudad desarrolló a partir del primer trimestre de 2016 una medición de la pobreza por ingresos en el distrito”, el documento señala que ese enfoque monetario “ha sido frecuentemente empleado e implica que el bienestar de los individuos está directamente relacionado con su ingreso” y, , por lo tanto, “identifica a un individuo u hogar en situación de pobreza si su ingreso no es suficiente para poder adquirir un vector de bienes y servicios que permitan cubrir sus necesidades básicas”.

“Pero”, señala, “a nivel mundial y regional, existe un creciente uso de medidas de bienestar y pobreza que indagan directamente sobre la situación de las personas respecto de diversas dimensiones que reflejarían, precisamente, los componentes de bienestar o calidad de vida”, que “son los dispositivos de tipo multidimensional”.

Puntualiza seguidamente que la medición de la pobreza por ingresos “siempre fue visualizada por el equipo de la Dirección no como un fin, sino como un eslabón en la búsqueda de una gama de instrumentos de medición más acabada y acorde a un fenómeno que es estructural y multifacético”.

En consecuencia, “con el fin de alinear y robustecer la medición de pobreza con las tendencias actuales globales en medición, se inició en 2018 un diálogo técnico con la Universidad de Bristol y la Universidad Nacional de General Sarmiento, con el fin de generar, para el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, un indicador de tipo multidimensional, en particular la variante denominada método consensual de privación, el cual cuenta con 40 años de desarrollo teórico y metodológico continuo”.

“De acuerdo con esta perspectiva”, define, “las personas son identificadas como pobres cuando no pueden obtener el tipo de dieta, participar en actividades o tener las condiciones de vida que son usuales, o por lo menos ampliamente alentadas y aprobadas, en la sociedad a la que ellas pertenecen, y esta situación obedece a la falta de recursos”.

Aclara a continuación que esa “es una definición relativa y multidimensional donde los recursos son ingreso, capital, autoproducción y valor de los servicios públicos”, y que “para identificar tanto el consumo de necesidades para vivir dignamente y la privación de estas por falta de recursos, el enfoque de privación relativa incorpora el método consensual de privación”, que “identifica el tipo de dieta, los bienes y servicios y las actividades consideradas esenciales, a partir de la opinión de la población a investigar”.

A renglón seguido, describe que “una vez determinados los bienes, servicios y actividades que la población considera necesarios, el siguiente paso es determinar quiénes acceden a ellos y quiénes no por falta de recursos”, de modo que “el método consensual distingue entre privación por pobreza y no por otro fenómeno como preferencias individuales o situaciones temporales o coyunturales que trascienden los recursos de los hogares”, estimando que “en situación de pobreza las personas u hogares que no accedan a los bienes y servicios y/o no puedan realizar las actividades que la mayoría de la población consideró necesarias para llevar una vida digna”.

El documento explica posteriormente que la implementación empírica de ese método significa recorrer distintos pasos, que efectivamente fueron seguidos en el caso de la experiencia que se informa.

Así, en primer lugar, se identificó una lista “larga” de dimensiones e indicadores que aparecen adecuados a la realidad de la ciudad; en segundo lugar, se la puso a consideración de “grupos representativos de la población en una serie de ‘grupos focales’”; en tercer lugar se definió, sobre la base de los resultados de esos grupos focales, el conjunto de indicadores a incluir en la prueba piloto, y en cuarto lugar se procedió a implementar la prueba piloto, con una muestra de 250 casos.   

Para la concreción de esa prueba, se realizó una adaptación local de los ítems de la experiencia global en la implementación del método consensual, y una propuesta de ítems adicionales. Luego de una segunda revisión en conjunto con la Universidad de Bristol y la de General Sarmiento, surgió una lista depurada de ítems por dimensión que se sometieron al consenso de tres grupos focales provenientes de distintos estratos sociales.

Después, se solicitó a los integrantes de cada grupo que expresaran su opinión respecto de los ítems inscriptos en esa lista, clasificándolos de manera excluyente de acuerdo con tres opciones: necesario, que comprende los bienes, productos, servicios y actividades esenciales y que toda persona debería poder comprar o acceder en la Ciudad en la actualidad; deseable, que abarca los bienes, productos, servicios y actividades que la mayoría de la gente debería poder comprar o acceder pero que no son esenciales en la Ciudad en la actualidad, y lujoso, que corresponde a bienes, productos, servicios y actividades innecesarias para vivir dignamente, costosas y/o exclusivas y que poca gente tiene en la Ciudad en la actualidad. Posteriormente se realizó un resumen de las votaciones de los tres grupos, llegando así a la selección final de ítems.

Como resultado, surgieron las siguientes dimensiones e indicadores:

Alimentación: hacer al menos dos comidas al día, comer la cantidad de alimentos que piensa que debe comer y tener una alimentación variada y balanceada.

Vivienda: tener pisos de material, techo de material duradero, poder reparar goteras, disponer de agua corriente dentro de la vivienda, agua caliente para el baño y la cocina, combustible para cocinar, electricidad con una conexión legal, baño para uso exclusivo del hogar, conexión a internet y suficientes ambientes para que niños y adultos duerman separados.

Bienes personales/durables: tener heladera, frazadas para el invierno, ropa adecuada y suficiente para todas las estaciones del año y poder reemplazar el calzado y la ropa que se hayan estropeado.

Salud: ser atendido por un médico cuando está enfermo, obtener los remedios recetados por el médico, realizar los estudios o tratamientos solicitados por el médico, realizar los tratamientos dentales (caries, prótesis), poder obtener métodos anticonceptivos y disponer de atención o cuidados adecuados para los niños, adultos mayores y personas con necesidades especiales a su cargo.

Social: poder tomar transporte público, gastar una pequeña cantidad de dinero en usted mismo (no en su familia) cada semana, reunirse con amigos y/o familiares para comer o tomar algo al menos una vez al mes, irse de vacaciones fuera de la ciudad al menos una semana al año.

Educación (infancia): asistir al jardín de infantes, disponer de asistencia social al adolescente, tener los útiles escolares requeridos y dispositivos para estudios (ej. tablet).

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Ciudad

Medición de la pobreza multidimensional

09 Noviembre, 2019

Medición de la pobreza multidimensional

Ciento ochenta y cuatro años después que Edgar Poe escribiera que la miseria es multiforme sobre la tierra, la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad realizó una prueba piloto de la medición de la pobreza multidimensional, Según informó esa dependencia, la experiencia...

Ciclo lectivo 2020: la pelea por vacantes

02 Noviembre, 2019

Ciclo lectivo 2020: la pelea por vacantes

El 25 de noviembre próximo las familias sabrán si sus hijos tienen una vacante para el ciclo lectivo 2020 en establecimientos escolares públicos de gestión estatal de la ciudad de Buenos Aires. Es la angustia anual en un contexto donde las comunidades educativas denuncian que...

Frenan “afectación irreversible al ambiente”

26 Octubre, 2019

Frenan “afectación irreversible al ambiente”

El titular del Juzgado N° 14 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Lisandro Fastman, dictó como medida precautelar que el Gobierno de la Ciudad debe abstenerse de iniciar cualquier tipo de actividades o trabajos de construcción e intervención previstos en el proyecto...

Anclaje social difícil de igualar

05 Octubre, 2019

Anclaje social difícil de igualar

En la Ciudad de Buenos Aires hay cerca de 500 clubes de barrio que representan un modelo único en el mundo. Las huellas de la crisis económica se perciben, y muchos de ellos hacen “malabares” para poder subsistir afrontando los altísimos costos sin expulsar socios....

El Nunca Más, declarado de interés social

28 Septiembre, 2019

El Nunca Más, declarado de interés social

En su última sesión, la Legislatura de la Ciudad Autónoma aprobó una declaración que “conmemora el 35º aniversario de la entrega al Ex Presidente de la República, Dr. Raúl Ricardo Alfonsín, del informe final de la CONADEP, el día 20 de septiembre de 1984”. La iniciativa,...

Secciones

Nosotros

Contacto