Logo
Imprimir esta página

Ley 6290: ¿austeridad o depredación?

Ley 6290: ¿austeridad o depredación?

Un pasamanos en la transición. Así ven vecinos y letrados a la Ley N° 6290, sancionada a principios de diciembre, que contempla el traspaso del Gobierno nacional al porteño de terrenos de gran extensión para que la administración local los remate.

Se trata de un convenio entre el Ministerio de Transporte de la Nación, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), el Gobierno porteño y Autopistas Urbanas SA. La normativa se aprobó en la última sesión ordinaria de 2019, la última donde el oficialismo Vamos Juntos tuvo 34 de las 60 bancas. Así durante dos años remató varios inmuebles sin sobresaltos de la oposición.

La administración nacional saliente, encabezada por Mauricio Macri, entregó la titularidad a la CABA de terrenos cuyos remates en muchos casos son rechazados por las comunidades locales: Catalinas Sur II en Brasil 16, La Boca (le quitarán terrenos al centenario Darling Tennis Club; los vecinos dicen que esta zona va a saturarse con nuevas urbanizaciones); tramos no rematados del Playón Ferroviario de Colegiales (los vecinos piden un parque cultural 100% verde); una parcela de 2700 m2 de la manzana ferroviaria de Triunvirato, Bucarelli y Rossevelt de Villa Urquiza (el resto de la manzana fue transferida por ley a la ciudad para espacio público en noviembre de  2017); Libertador y Ramos Mejía (para hacer edificios con recova).

La AABE remató varias veces estos inmuebles, incluso con rebajas de hasta el 45%, pero nadie compró. Ahora el Gobierno de la Ciudad motoriza nuevas subastas.

Por presión vecinal, no se incluyó en el convenio al Playón Ferroviario de Caballito, donde el Ejecutivo porteño también proyecta un masterplan de urbanización. Sí, por impulso privado, habrá un edificio de viviendas de 10 pisos en el sitio donde IRSA históricamente quería montar un shopping.

El artículo segundo de la ley expone: “Decláranse innecesarios para la gestión del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y autorízase la disposición por parte del Poder Ejecutivo” de los terrenos citados. El dinero obtenido financiará “obras de infraestructura de salud y educación, transporte y servicios, equipamiento social, espacios públicos, soluciones hidráulicas, vivienda social, promoción del alquiler social y reurbanización de barrios vulnerables”.

Para los letrados de Nace Un Derecho, el gobierno nacional de Macri buscó “regalar al Gobierno de la Ciudad con la firma de un convenio de dos carillas y con diminutos argumentos, por fuera de toda la normativa vigente, y perjudicando así al erario público, al medio ambiente y en definitiva, a la sociedad en general”.

Esta entidad, junto a vecinos de Colegiales, inició a comienzos de diciembre una acción de amparo con medida cautelar urgente frente al juzgado N° 2 a cargo del juez federal Esteban Furnari. La ley se publicó en el Boletín Oficial porteño el 23 de diciembre.

A fines de 2019, el Observatorio del Derecho a la Ciudad denunciaba ante Perfil que entre 2015 y 2019 el reelecto jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, había subastado y concesionado 208 hectáreas. Son en total 473 si se considera como punto de partida el 2007, cuando Macri empezó a gestionar la Ciudad durante dos mandatos con el PRO.

En la última sesión ordinaria antes citada también se aprobaron leyes para subastar más de 100 inmuebles. Es un variopinto de propiedades: departamentos, oficinas y sitios de relevancia.

Allí se incluyen institutos públicos de menores en Balvanera (Perón 2048), Monte Castro (Segurola 1651) y Parque Chacabuco (Curapaligüe 727). Con el dinero de los tres remates se busca crear un nuevo centro más amplio en el Bajo Flores. Los Consejos Consultivos Comunales (asambleas vecinales) de los tres territorios habían manifestado su rechazo y pedían usar los edificios para cultura, salud, etc.

Se suma un largo proceso que terminará, según se aprobó, en el remate de la actual sede del Ministerio de Educación e Innovación porteño, en Paseo Colón 255. El plan oficial, al cierre de esta edición, es invertir allí $42.000.000 para que en 2021 inicie la UniCABA, universidad de formación docente. El ministerio se mudará al Barrio 31 de Retiro este verano. Más tarde, la universidad irá al Parque de la Innovación, que el Gobierno construirá en terrenos que ocupó el Tiro Federal de Nuñez.

El Gobierno porteño remató allí lotes por U$S151.000.000, cifra histórica. Fue un extenso proceso donde los socios del club votaron en asamblea y aceptaron que la Ciudad mude su sede hacia la ribera del Río de la Plata.

La concreción de este Parque es un asunto pendiente del segundo mandato de Rodríguez Larreta. También lo es terminar de rematar varios inmuebles que fueron oficinas públicas. El objetivo es recaudar dinero y abrir nuevas dependencias en la zona sur, a tono con la Jefatura de Gobierno de Parque Patricios.

Fuentes oficiales hablan de “una política de austeridad respecto al patrimonio inmobiliario” porteño. Vecinos, letrados y entidades hablan de depredación de estas tierras, a las que consideran bienes no renovables.

Derechos ReservadosTrasCartón
Diseño Web Codigo Imagen