Logo
Imprimir esta página

Distinguen logro de Veterinaria e Ingeniería

Distinguen logro de Veterinaria e Ingeniería

En su última sesión, la Legislatura de la Ciudad Autónoma declaró de interés científico y tecnológico el desarrollo del dispositivo denominado Ampliación de la Capacidad del Respirador Artificial (ACRA), realizado por las facultades de Ciencias Veterinarias y de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Se trata de un dispositivo elaborado por un equipo conformado por miembros de la cátedra de Anestesiología y Algiología de la primera de esas facultades y del laboratorio de Fluidología de la segunda, el cual permite ampliar las capacidades de los respiradores mecánicos, en tanto habilita la ventilación individualizada y simultánea de dos pacientes y, de ese modo, aporta a la optimización de recursos que son escasos para satisfacer las necesidades clínicas derivadas de la crisis sanitaria generada por el COVID-19.

El dispositivo

Según informó la Facultad de Ciencias Veterinarias, fue el impacto de las noticias provenientes de otros países ante la idea de tener que elegir o priorizar a qué pacientes ventilar en una unidad de cuidados intensivos lo que motivó al grupo de trabajo a plantearse la posibilidad de desarrollar un dispositivo que permitiera ventilar simultáneamente a dos individuos, pudiendo individualizar ciertos parámetros de la ventilación cuando compartieran un mismo respirador.

De acuerdo con esa fuente, en menos de seis semanas de intenso trabajo el equipo logró concluir con las tres fases inicialmente planificadas: en primer lugar, la evaluación de la operatividad y compatibilidad del dispositivo; luego, la realización de una serie de ensayos en la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AAARBA), empleando simuladores capaces de reproducir distintas patologías, inclusive la producida por el COVID-19, y finalmente  los ensayos biológicos, que presentaban toda la complejidad a la que debería ser expuesto el dispositivo en caso de tener que emplearse.

La Facultad de Ciencias Veterinarias definió a ese dispositivo, denominado ACRA, como una interfase que se adapta entre el respirador y los circuitos respiratorios de cada individuo, permitiendo regular el flujo que recibirá cada uno y, de esta manera, las presiones generadas en el sistema respiratorio de manera individual, logrando brindar volúmenes diferenciales según los requerimientos de cada uno de los pacientes.

Esa casa de altos estudios aclaró que, si bien en otras partes del mundo se encuentran en desarrollo proyectos semejantes, todos dejan interrogantes sin responder, y lo que diferencia al dispositivo ACRA de los demás es que puede aportar una adecuada solución al problema de individualizar la ventilación de dos pacientes que comparten un mismo respirador.

Asimismo, el dispositivo ha demostrado ser compatible con los respiradores disponibles en el mercado y satisfacer las necesidades terapéuticas (en lo que a la ventilación mecánica se refiere) en los modelos de falta respiratoria aguda empleados en los ensayos.

Integraron el equipo de trabajo Pablo Otero, Lisa Tarragona, Andrea Zaccagnini, Natalí Verdier y Martín Ceballos, de la cátedra de Anestesiología y Algiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias, y Guillermo Artana, Juan Cabaleiro, Juan D’ Adamo, Thomas Duriez y Pedro Eijo, del laboratorio de Fluidodinámica de la Facultad de Ingeniería.  

El proyecto legislativo

La iniciativa legislativa provino de Roy Cortina (PS), que la fundamentó, entre otras cosas, en que estamos ante “un nuevo logro de la ciencia argentina”, que “este, como otros proyectos que se están llevando adelante en el marco de la estrategia coordinada para detectar y contener el avance del nuevo coronavirus, es una buena razón para volver a poner en valor la creación de conocimientos y la investigación en nuestro país” y en que es “importante que esta Legislatura reconozca el trabajo de la Universidad Pública” y “la labor de todas las personas que estuvieron al frente y participaron”.

El proyecto fue girado a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, donde fue tratado junto con otro similar de Juan Valdés (FdT) y despachado con las firmas del presidente, Gonzalo Straface (VJ); de la vicepresidenta segunda, Manuela Thourte (UCR-Ev), y de los vocales Claudio CIngolani, Carolina Estebarena, Cristina García de Aurteneche, María Luisa González Estevarena, Matías López, María Sol Méndez y Guillermo Suárez (todos ellos de VJ), María Bielli (FdT) y Gabriel Solano (PO).

Finalmente, fue aprobado por el pleno en la última sesión ordinaria, celebrada anteayer.

Derechos ReservadosTrasCartón
Diseño Web Codigo Imagen