Logo
Imprimir esta página

“Un espacio para reconectar”

“Un espacio para reconectar”

La Huerta Comunitaria Plaza Irlanda, creada en los primeros meses de 2021 y ubicada en un segmento del terreno adjudicado al Centro de Vecinos y Jubilados de Plaza Irlanda (Seguí 850), realizó un encuentro abierto para despedir el año.

“Cuando contemos la historia de qué hicimos en estos años difíciles de pandemia que estuvieron llenos de dolor, de muerte, de soledad, vamos a poder decir que acá en la huertita de Plaza Irlanda encontramos un espacio para conocernos y reconectar con cosas más básicas de la vida en común, ya que uno no puede dejar de sentir que, si como sociedad terminamos en estos años tan difíciles, algo tiene que ver con haber perdido ciertas conexiones con las cosas más básicas de la vida: las plantas, los animales, el espacio público, los demás…”, manifestó en el brindis Manuel Saralegui, uno de los impulsores del proyecto.

Según lo que nos explicó Saralegui, la idea de la huerta comenzó a cobrar forma al establecerse a finales de 2020 un convenio entre PAMI y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para que este organismo, a través del Programa Pro Huerta, distribuya semillas entre los centros de jubilados de la ciudad. “A partir de ahí empezamos una conversación en el club y con algunos vecinos y vecinas del barrio, y algunas organizaciones sociales, políticas y culturales, para encontrar algún lugarcito donde poder hacer una huerta”, contó Saralegui. Y continuó: “A partir de enero, febrero, empezamos a imaginar en este cuadradito chiquito del club que estaba medio inutilizado y que se usaba casi exclusivamente como lugar para esparcir las semillas de los socios que pasaban a mejor vida”.

Melina Santomauro, también activa participante de la huerta desde su gestación, nos habló del asesoramiento que reciben de Quimey Barceló Romero, una técnica del INTA: “Nos ayudó con todo lo que es la diagramación de los canteros que fuimos construyendo en la huerta para la primera etapa, que fue de otoño-invierno”, comentó. Y agregó: “Ahí hicimos una jornada entre nosotros y los vecinos que se acercaron, y empezamos a hacer siembra directa y plantines de esa temporada, y a partir de ahí desarrollamos lo que es la compostera, que justamente la hicimos para poder traer los orgánicos nuestros y también de los vecinos que quisieron acercarlos, y así crear el compost para poder abonar la huerta”.

Para quienes quieren acercarse y participar, la huerta está abierta los jueves y sábados por las tardes.

Derechos ReservadosTrasCartón
Diseño Web Codigo Imagen