TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

ban728 x 90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 21 de agosto de  2018
A+ A A-

“Negó que la impunidad es lo único posible”

“Negó que la impunidad es lo único posible”

En la sede del Club Atlético La Paternal, ubicada en la calle Fragata Presidente Sarmiento 1951, se realizó un acto en homenaje a la memoria del referente internacional de la causa de los derechos humanos Carlos Slepoy (1949-2017), natural del barrio y, en su infancia y juventud, frecuentador del club.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del presidente de la institución, José Rao, quien agradeció la presencia de todos para rendir homenaje recordatorio a “una persona que hizo tanto bien por muchos y que fue socio y jugó al fútbol en el club”.

También habló brevemente el protesorero, Jorge Pezzuti, quien recordó: “Jugábamos al fútbol con Carlitos y les puedo asegurar que era un gran jugador, jugaba muy bien, y una muy buena persona”. 

A continuación el coordinador del acto, Pompeyo Ramos-Marrau, presentó al ex integrante de la Junta Comunal N° 15, Carlos Méndez. “No tuve la suerte de conocerlo mucho”, admitió este, y evocó seguidamente el acto desarrollado el 24 de marzo de 2010 en la Escuela Nº 1 Tomasa de la Quintana, de Villa Crespo, del que informamos oportunamente, y que consistió en una mesa redonda con cuatro panelistas, uno de los cuales era precisamente Slepoy, y la participación de Méndez como moderador.

“Recuerdo”, relató, “un salón lleno de gente que no sabía cosas y que tuvo la fortuna de enterarse por boca de uno de los hacedores de la historia de nuestro país y de nuestro campo popular, y eso fue gratificante para todos”.

Y añadió: “Lo hemos vivido y lo recordamos siempre como uno de esos momentos en donde uno comienza a entender el sentido de ese ‘darse ganas’ que nos decía Carlos, y eso fue realmente motivador”. 

Finalmente, contó que “Carlos vino desinteresadamente, estuvo mucho tiempo, fue sumamente didáctico y después se armó un debate y participó con mucho compromiso y entregado totalmente”. Y destacó: “Fue para todos una fuente de donde pudimos abrevar distintas cosas de historia, de vida y de militancia, y entender que vale la pena seguir militando”.  

A continuación, Norberto Zanzi, presidente de la Biblioteca Popular Juan María Becciú, expresó: “Tenemos que destacar a la gente que hace acciones que son importantes, que son fundamentales”.

Estimó que “lo bueno hay que difundirlo para que veamos que, aunque seamos uno, podemos conseguir cosas si nos preocupamos, si nos ponemos las pilas, como solemos decir”, y opinó que “esto que nos muestra Carli [apodo de Slepoy] es un ejemplo a seguir para poder luchar, tal vez no en este tema, pero hay muchos otros temas y muchas cosas en esta ciudad y en este mundo para mejorar y para cambiar”, y que “es importante para que reflexionemos, nos metamos dentro de nosotros mismos y pensemos ‘qué puedo hacer yo’”. 

Por su parte, Margarita Cruz, de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, comenzó su extensa intervención diciendo: “Carlos Slepoy, Carli para nosotros, fue un militante político que en los primeros días de marzo, antes de producirse el golpe, fue detenido y fue un preso político”. Refirió además que “se exilió en España, donde un policía le dio un tiro en la espalda y le comprometió la médula”.

Precisó después: “Algunos compañeros lo conocían o tenían referencias de Carli, sobre todo por los sobrevivientes que iban saliendo y se exiliaban en España o en otros países de Europa,  pero en particular en la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, que es un organismo de sobrevivientes de los campos de concentración de la dictadura militar, lo conocimos después de un hecho puntual”.

Trajo a colación “la gran movilización que se realiza a los veinte años del golpe militar” y refirió que “en todas las provincias se realizan innumerables marchas”, pero “la movilización que se hizo en Buenos Aires fue extraordinaria, donde miles y miles de personas salieron a la calle a repudiar el golpe”.

Entonces, prosiguió, “Carli estaba en España y tenía mucha relación con la Audiencia Nacional, y fue el articulador para que la Audiencia Nacional convocara a dar testimonio en el juzgado de [Baltasar] Garzón a todas las víctimas de la dictadura y a sus familiares, porque entendía que, en esos años donde no se podía juzgar a los represores, existía la posibilidad de la justicia universal”.

En ese sentido, subrayó: “Además de la generosidad que tuvo y de la excelente persona que fue, la historia y nuestro pueblo le deben a Carli esta articulación para que los sobrevivientes, los familiares y también las organizaciones de derechos humanos pudiéramos viajar a España y contar en el juzgado de Garzón lo que había sucedido en este país en los años que duró la dictadura, y que realmente habían existido esos campos de concentración que los distintos gobiernos de nuestro país se negaban a juzgar, porque estaban las leyes de obediencia debida y punto final”.

Recordó asimismo que “Carli fue también el armador para que Pinochet estuviera 501 días detenido en Londres”, que “esto lo permitió también la justicia universal”, según la cual “las personas que cometieron crímenes de lesa humanidad no pueden andar por el mundo como si nada hubieran hecho”, y que “a posteriori las cosas se van moviendo en nuestro país hasta que llegamos a la nulidad de las leyes de obediencia debida y punto final”.

A su turno Horacio Rodríguez, quien fue presentado como “amigo de Carli desde pequeño hasta el último tiempo”, expresó: “Esto es para mí muy, muy fuerte. Me atraviesan sensaciones muy grandes: volver a recordar a mi amigo, que está siempre presente; volver al club; volver a mi barrio; volver a recordar parte de la vida de uno…”.

Y continuó: “Yo voy a hablar de Carlitos; sé que para muchos es Carli, pero para algunos de nosotros es Carlitos de toda la vida. Recuerdo algunas cosas de la niñez: nosotros somos de la generación que jugábamos a la pelota en la calle, teníamos esa oportunidad, con el tiempo vinimos a jugar acá… Carlitos era un gran jugador pero era mejor persona; siempre tuvo una sonrisa, el gesto amigo, la compañía, y yo puedo dar fe de que a mí me ayudó mucho en muchos momentos de mi vida”.

Después de leer varias adhesiones, como las de la Cátedra Libre de Salud y Derechos Humanos de la Facultad de Medicina de la UBA, la Peña Hispano Argentina y la Casa Argentina de Madrid, la Federación Argentina de España y el humorista Roberto Moldavsky, el coordinador Ramos-Marrau se refirió a su vez a Slepoy.

“El homenaje que le hacemos a Carli es por ser gran persona, por solidario, por haber dejado sus días por los derechos humanos, por la humanidad, por un mundo mejor, por prevenir de que no pasen cosas terribles como las que pasaron”, afirmó.

A su juicio, “a Carli lo movían las ansias de transformación para un mundo más equitativo y más justo”, y “la pieza enorme de la justicia universal que él saca del freezer que tenía Naciones Unidas, la modela, le da forma y la pone en práctica, es para que se divulgue por todos lados y se siga el ejemplo”. 

Sostuvo también que “Carlos Alberto Slepoy Prada es de los que salen de la regla de los que dicen ‘nadie es imprescindible’, pues Carli sí lo es, Carli es imprescindible”.

Acto seguido, una hija de Slepoy, Paula, leyó un texto que escribió junto con sus hermanos, en el que expresan su agradecimiento “por todas las muestras de reconocimiento y cariño”. 

“Hoy la emoción es mayor, si cabe, porque estamos rodeados de amigos y compañeros recordándole en un lugar muy especial para nuestro papá, el club de su infancia y su barrio que tanto recordaba y de los que hablaba siempre con profundo orgullo”, resaltó después. 

Caracterizó a su padre señalando que “siempre tuvo la determinación para avanzar por caminos que parecían cerrados y se negó a aceptar que la impunidad es lo único posible”.

“Así fue”, manifestó, “primero desde su compromiso militante en la Argentina, por la que nunca dejó de latir y pelear en el exilio, y en su trabajo de abogado laboralista después, donde cada juicio por la defensa de los derechos de los trabajadores era una reivindicación de la dignidad y una búsqueda de herramientas para enfrentar tanto atropello”.

Puso de manifiesto que “cuando en el 20 aniversario de la dictadura genocida se interpone la demanda en la Audiencia Nacional y se abren las causas sobre las dictaduras de Chile y la Argentina, se inicia un camino lleno de esperanza” y que “vendrían después los obstáculos, pero el concepto de justicia universal que siempre defendió pretende ser, para todos los pueblos, un arma de futuro cargada de memoria y conciencia internacionalista, con la que poder combatir la impunidad con los crímenes en cualquier lugar del mundo”.

Explicó que “esta senda continúa después con la apertura de la querella argentina contra el franquismo en un camino de ida y vuelta que él decía era necesario transitar, cerrando una especie de deuda contraída entre los dos pueblos, apoyándose en una sed de justicia”.  

Después de haberse leído una adhesión del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el último orador, Matías Bailone, actual secretario letrado de la Corte Suprema de Justicia, expresó que “Carli ha sido un gran luchador, una persona que estaba todo el tiempo activa, que no conocía lo que eran las vacaciones o el tiempo libre porque todo el tiempo estaba pensando en lo que eran sus obsesiones, y una de ellas fue la justicia universal, [de modo] que todos los torturadores, genocidas, masacradores que han asolado a nuestros pueblos paguen por esos crímenes atroces que cometieron”. 

Finalmente, acotó que “Carli era uno de los grandes militantes por la calificación de genocidio” y recordó que “[Enrique] ‘Cachito’ Fukman era otro de esos grandes militantes, en todo el sentido de la palabra, en todas las luchas que se necesitaban y también militante por la calificación, que no es una cosa menor”.

Por último, los asistentes se trasladaron al frente del local, donde se descubrió una placa que ostenta la siguiente leyenda: “El Club La Paternal rinde homenaje a Carlos Slepoy Prada (1949-2017) por su lucha inclaudicable por la Justicia Universal para el juzgamiento a las violaciones de los Derechos Humanos. Ya desde la infancia cultivó los valores de la amistad y la solidaridad en el equipo de fútbol de este Club”.   

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Noticias de los barrios

“Quiso cambiar el mundo y lo desaparecieron”

21 Agosto, 2018

“Quiso cambiar el mundo y lo desaparecieron”

En la vereda de la avenida Juan B. Justo 4151, correspondiente al Hospital Oftalmológico Doctor Pedro Lagleyze, se colocó una baldosa en homenaje a la memoria de José La Bruna, “Pipo”, militante montonero que fue secuestrado de ese establecimiento, donde trabajaba, el 15 de agosto...

“La seguridad es la principal preocupación”

18 Agosto, 2018

“La seguridad es la principal preocupación”

“Tratarnos con respeto y no interrumpir cuando uno habla”. Esas fueron las dos reglas que estableció el subsecretario de Vinculación Ciudadana de la Ciudad, Juan Pablo Arenaza, para el buen desarrollo de la última de las reuniones periódicas  del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta,...

El ajedrez más joven relució en Villa Sahores

11 Agosto, 2018

El ajedrez más joven relució en Villa Sahores

En las instalaciones del club Villa Sahores, ubicadas en la calle Santo Tomé 2496, de Villa del Parque, se llevaron a cabo los torneos de ajedrez para niños y adolescentes correspondientes a la edición de este año de los Juegos Porteños organizados por la Subsecretaría...

“Negó que la impunidad es lo único posible”

07 Agosto, 2018

“Negó que la impunidad es lo único posible”

En la sede del Club Atlético La Paternal, ubicada en la calle Fragata Presidente Sarmiento 1951, se realizó un acto en homenaje a la memoria del referente internacional de la causa de los derechos humanos Carlos Slepoy (1949-2017), natural del barrio y, en su infancia...

Secciones

Nosotros

Contacto