TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

tel121

ban421

TRAS CARTÓN   La Paternal, Villa Mitre y aledaños
 28 de julio de  2021
A+ A A-

Playa Girón, derrota del imperialismo

Playa Girón, derrota del imperialismo

Se cumplen hoy sesenta años del lanzamiento de la ofensiva militar norteamericana contra Cuba conocida como la “invasión a Bahía de los Cochinos” o “la batalla por Playa Girón”. Los mercenarios que conformaban la fuerza agresora fueron derrotados en tres días y el presidente Kennedy resultó humillado. La pequeña Cuba, con su decisión y valentía, derrotó al temido vecino del norte. Es casi una realidad que se puede expresar alegóricamente como una lucha de David contra Goliat.

“El 15 de abril (de 1961) aviones de la base de la CIA en Nicaragua atacaron los aeropuertos de Santiago de Cuba y de San Antonio de los Baños, así como también la base en La Habana de la Fuerza Aérea, que causó la muerte de siete personas e hirió a cincuenta y tres. Era el preludio de la operación de la Bahía de Cochinos, pergeñada por la CIA para invadir la isla, derribar al gobierno (revolucionario) y asesinar a Fidel Castro”, dice Lucía Álvarez de Toledo. Una legión de mercenarios, organizada en territorio norteamericano, con dinero, armas, instructores y servicio de espionaje del imperialismo, se había propuesto invadir Cuba y derrotar al gobierno obrero y campesino, instaurado en el poder el 1 de enero de 1959, que proclamaba a través de su líder, Fidel Castro, el carácter socialista de la revolución, precisamente en ese día de abril, cuando la reacción burguesa e imperialista invadía Cuba con el objeto de restaurar al capitalismo neocolonial.

“La revolución cubana acabó con el ´fatalismo geográfico´ que el medio siglo de prepotencia de los Estados Unidos había creado en determinados sectores de la opinión pública latinoamericana. Muchos políticos al sur del Río Bravo, incluso algunos de los que se daban perfecta cuenta de las fatales consecuencias que implicaba la dominación yanqui, no se atrevían, hasta 1959, a pronunciarse abiertamente contra tal dominación, paralizados por un terror ciego a la presunta omnipotencia del vecino del norte”, señala Vadim Zagladin.

En 1960, y como resultado del enfrentamiento entre el gobierno revolucionario y los Estados Unidos, en Cuba se vivió pendiente de una posible invasión. No sería la primera vez que las fuerzas norteamericanas intervendrían en Cuba o en otro país latinoamericano. Solo que esta vez lo haría, mayormente,  a través de cubanos contrarrevolucionarios y desde bases de países títeres, como Nicaragua y Guatemala. Los servicios de informaciones del gobierno cubano sabían que la CIA estaba preparando una incursión de anticastristas que, contando con el apoyo político, militar y económico de los Estados Unidos, se lanzarían sobre la isla para poner fin al rumbo revolucionario que el pueblo cubano había decidido. “Por fin, después de reiteradas conversaciones entre los estrategas de la CIA y los asesores del Presidente John F. Kennedy, este se resolvió a lanzar la invasión. Le habían asegurado que ´apenas desembarquen los anticastristas, todo el pueblo cubano se alzará en armas contra Castro´. Y allí el error más grande: creer en la impopularidad del líder (…) Poco le costó al Ejército Rebelde (…) emplear el armamento recién recibido de la Unión Soviética y Checoslovaquia para doblegar (a los contrarrevolucionarios)”, indica Hugo Gambini.

En diálogo con Frei Betto, cuando este le preguntó si el carácter socialista de la revolución había sido proclamado después de Playa Girón, Fidel Castro respondió: “No precisamente después, sino el mismo día que empezó la invasión”. Y agregó: “Cuando se produce la invasión, nosotros habíamos hecho muchas leyes, porque ya se habían producido medidas norteamericanas contra Cuba, de embargos, bloqueos económicos, y nosotros, respondimos nacionalizando industrias norteamericanas; quitaban la cuota azucarera y nacionalizamos un determinado número de industrias, todos los centrales azucareros, íbamos tomando medidas contra medidas”, concluyendo en que “todo esto aceleró el proceso de nacionalización”.

En el Informe Central al Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, realizado en 1975, Fidel Castro recordó: “En las ciudades los sabotajes a centros de producción costaron la sangre preciosa de valerosos hijos de nuestro pueblo trabajador. Parejamente a esto se organizó la expedición mercenaria de Girón. Guatemala y otros países latinoamericanos prestaron desvergonzadamente sus territorios para estas agresiones. Los aviones que atacaron nuestras bases aéreas al amanecer del 15 de abril de 1961 traían insignias de nuestra Fuerza Aérea. Varios de ellos aterrizaron después en territorio de los Estados Unidos, mientras el representante de ese país en las Naciones Unidas declaraba con tranquilo cinismo que eran aviones cubanos que se habían sublevado contra el régimen. Una fuerza mercenaria con el más moderno equipo bélico, desembarcaba dos días después en la Bahía de Cochinos para iniciar la invasión del país. El objetivo claro era ocupar un espacio del territorio cubano, constituir un gobierno provisional y solicitar la intervención de la OEA, es decir, de los Estados Unidos. La fulminante respuesta de nuestro pueblo que en menos de 72 horas aplastó al ejército mercenario frustró los planes elaborados por la CIA y el Pentágono. No quedaba en el terreno militar sino una alternativa a los Estados Unidos: la invasión directa de Cuba”. Esta invasión nunca se concretó, debido que tras la crisis de los cohetes de 1962 los Estados Unidos se comprometieron a no invadir Cuba contra el desmantelamiento de los cohetes soviéticos que, desde la isla, apuntaban a territorio norteamericano.

Las acciones militares en contra de la Cuba revolucionaria y socialista fueron y son acompañadas por imágenes estereotipadas de los dirigentes de la revolución por los medios de comunicación del imperialismo y por la propaganda y el “arte” que a través de esos medios se difunde. Las agencias de propaganda presentaron a Raul Castro como un sectario que, de alguna manera, orientó hacia el comunismo a Cuba y a John Kennedy como un muchacho buen mozo. “Pero quien planeó, organizó, patrocinó y financió la invasión de Bahía de Cochinos, en 1961, en flagrante falta de respeto a la soberanía del pueblo cubano, fue el joven, risueño, demócrata y católico marido de Jaqueline”, enfatiza Frei Betto.

Refiriéndose a Playa Girón, “en un discurso pronunciado poco después de la invasión, el Che la llamó la primera derrota del imperialismo yanqui en América Latina”, afirma Álvarez de Toledo. Y añade que “estaba convencido que no sería la última”.

El socialismo se consolidaba en Cuba ante las propias narices del coloso imperialista.

Fuentes consultadas

Castro, Fidel. Informe Central. Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, Buenos Aires, Anteo, 1976.

Frei Betto. Fidel Castro y la religión, Buenos Aires, Legasa, 1986.

Gambini, Hugo. El Che Guevara. La biografía, Buenos Aires, Planeta, 2006.

Toledo, Lucía Álvarez de. La historia del Che Guevara, Buenos Aires, Emecé, 2012.   

 Zagladin, Vadim. “Bancarrota de los exportadores de la contrarrevolución”, en Problemas de la paz y del socialismo, Buenos Aires, Anteo, 1961.         

volver arriba

Historia

La primera misión científica en la Luna

26 Julio, 2021

La primera misión científica en la Luna

Hoy se cumplen cincuenta años del lanzamiento al espacio de la nave Apolo 15 por parte de los Estados Unidos. Tripulado por David R. Scott, como comandante de la nave; Alfred M. Worden, designado para el puesto de piloto de módulo de comando; y James...

Guillermo Butler y los paisajes

17 Julio, 2021

Guillermo Butler y los paisajes

Hoy se cumplen 60 años del fallecimiento de Guillermo Butler, pintor y sacerdote cordobés. Nació en 1880 y a los 28 años, luego de su ordenación y de sus primeros estudios de pintura, viajó a Italia para estudiar derecho canónico, pero pronto abandonó esta disciplina...

Bartolomé Mitre en la iconografía

26 Junio, 2021

Bartolomé Mitre en la iconografía

Hoy se cumple el bicentenario del nacimiento de Bartolomé Mitre, gobernador del Estado de Buenos Aires, presidente de la República, jefe de los ejércitos aliados en la guerra del Paraguay (1865-1866), legislador y uno de los padres de la historiografía argentina a través de dos...

George Lukács: la teoría de la praxis

04 Junio, 2021

George Lukács: la teoría de la praxis

Hoy se cumplen cincuenta años de la muerte de George Lukács, uno de los filósofos marxistas más importantes del siglo XX. Lo recordamos con una reseña de una de sus obras más populares, Historia y conciencia de clase, que reúne diversos trabajos como “¿Qué es...

Secciones

Nosotros

Contacto