TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

 

ban720

TRAS CARTÓN   La Paternal, Villa Mitre y aledaños
 22 de septiembre de  2020
A+ A A-

Belgrano en clave de retratos

Belgrano en clave de retratos

Hoy se cumplen doscientos años del fallecimiento del general Manuel Belgrano en la ciudad de Buenos Aires, en plena crisis político militar y en el llamado “día de los tres gobernadores”. A través de sus retratos, recordamos al que fuera vocal de la Primera Junta, creador de la bandera nacional y jefe militar de la revolución.

“Perpetuar la memoria de los grandes hombres es obra de patriotismo al par que de gratitud. En la época actual, cuando se aprecian sin apasionamientos y con serenidad la obra del pasado y por ende de sus dirigentes, se puede valorar en su justo peso la labor de los hombres, que la historia comenta, que el pueblo juzga y la posteridad reclama, para eternizar sus nombres en los mármoles o en el bronce. Hay en estos monumentos algo que halaga el instinto humano hacia la perfección. Así como se persigna el creyente delante del santuario, así el patriota siente noble emoción en presencia de varones ilustres por la magia del arte que les infunde vida. Los atenienses pasaban de la contemplación de Minerva en el Partenón a la de los héroes tallados en mármol pentélico. Nosotros también pedimos a la naturaleza sus creaciones más preciosas para encarnar en ellas nuestros recuerdos fugitivos”, observa José Tomás Guido. Así como ocurre con los monumentos, los retratos de Manuel Belgrano tornan presente al preclaro revolucionario trasmitiéndonos su fisonomía y sus cualidades morales.

Manuel Belgrano estudió leyes en España, en las universidades de Valladolid y Salamanca. Al recibirse de abogado y ser designado secretario perpetuo del consulado de Buenos Aires por el rey Carlos IV, decidió confiar al artista francés Joseph Alejandré Boichard un retrato en miniatura. No sabemos cuándo tuvo lugar el encuentro entre ambos, si Belgrano fue a París o Boichard estuvo un tiempo en Madrid, pero sabemos que la miniatura fue pintada en Europa en 1793. Belgrano aparece muy joven, tal como lo podría prefigurar la edad que en ese entonces tenía: 23 años.

bel620

Sin lugar a dudas, el principal retrato de Manuel Belgrano es el que le fue realizado en Londres en 1815 por el pintor Francois Carboniere. Belgrano, que para entonces era enviado diplomático del Río de la Plata en Europa, aparece representado en posición sedente con las piernas cruzadas, pantalones tenuemente amarillos, levita oscura y camisa blanca. Hacia la derecha del óleo se abre un cortinado que deja ver una batalla: es la batalla de Salta, el gran triunfo belgraniano en febrero de 1813. El retrato de Carboniere se encuentra en el Museo Municipal de Bellas Artes Dámaso Arce, de la localidad de Olavarría en la provincia de Buenos Aires. El Museo Histórico Nacional dispone de dos copias, ambos retratos al óleo, uno de autor anónimo del siglo XIX, y el otro de Fortunato Fontana, de 1941.

Los primeros retratos argentinos de Manuel Belgrano fueron realizados por Manuel Pablo Núñez de Ibarra, modesto platero correntino radicado en Buenos Aires desde 1812 y curioso e inquieto personaje que incursionó en diversas actividades artísticas sin sobresalir en ninguna de ellas. Fue autodidacta, carente de talento y cultura. “Si bien no podemos asegurar que el general posó para la ejecución de estos grabados, es evidente que el artista lo conocía y existió amistad entre ambos (…) Se trata de tres retratos, fechados los dos primeros en 1818 y 1819, en vida del general. El tercero en 1821, un año después de su muerte. Una leyenda indica que el dibujo es de Manuel de Ibarra y el grabado es de José (PinX Núñez-José Ft)*”, señala Alejo González Garaño. José Ft, que colabora con Nuñez de Ibarra en la ejecución del grabado, fue, según González Garaño, José Rousseau, director de la Academia de Dibujo donde Núñez de Ibarra fue auxiliar.

Por su parte, Bonifacio del Carril aclara: “En el año 1821, después de la muerte del general, el grabador José Rousseau, antiguo director de la Academia de Dibujo, copió uno de los retratos de Núñez de Ibarra e hizo a su vez uno alegórico, sencillo y primitivo, para adornar la edición del Elogio fúnebre del General Belgrano, escrito por Fray Cayetano Rodríguez, publicado en forma anónima por la Imprenta de la Independencia, que no debe confundirse con la Oración fúnebre pronunciada por Valentín Gómez en la Catedral, que se imprimió en los Niños Expósitos”.

Los grabados no tienen mayor relevancia desde el punto de vista artístico. “Con respecto a la fidelidad de la imagen, podemos advertir a simple vista que los rostros son diferentes entre sí, si bien se respeta la indumentaria militar. En cuanto al trazo del lápiz o buril, tanto en sus líneas como en los valores en que se intenta diferenciar planos, evidencia falta de ductilidad y precisión. Núñez de Ibarra fue un modesto platero de escasa instrucción, pero es de destacar que su empeño y dedicación, méritos loables, por cierto, lo llevaron a concretar piezas como las de Belgrano, San Martín y Rivadavia, que se convirtieron en estampas de indudable valor histórico”, añade Nancy Sobrero de Vallejo.

bel620c

Siguiendo a González Garaño, afirmamos que la iconografía del general Manuel Belgrano, al igual que la del general José de San Martín, se puede enorgullecer de poseer una pieza destacada, original de Teodoro Gericault. Este artista de fama mundial litografió los retratos ecuestres de nuestros dos más altos héroes militares, legándonos además las representaciones igualmente litográficas de las batallas de Chacabuco y Maipú. El retrato de Belgrano fue realizado por Gericault siguiendo las indicaciones de Ambrosio Cramer, quien algo dibujaría también. Gericault dibujó directamente el retrato sobre la piedra, sin invertirlo. En consecuencia, Belgrano lleva también las riendas en la mano izquierda y tiene extendido el brazo derecho. Asimismo, los botones del uniforme están abrochados al revés. “Existen dos estados de esta litografía. El primero, en el cual figura el general sin la espada al cinto, y el segundo, en el cual aparece, está pendiente de su costado izquierdo. Estudiando las dos pruebas se advierte fácilmente que sobre la piedra de su primer estado ha sido dibujada posteriormente la espada. Los que han catalogado la obra del maestro francés, como Clement y Delteil, no mencionan el primer estado, seguramente por ignorarlo”, comenta González Garaño.

César Hipólito Bacle, precursor de la litografía en la Argentina, estaba casado con Paulina Andrea Macaire. Esta mujer es la autora del primer retrato litográfico de Belgrano, hecho en 1829 e inspirado en el óleo de Carboniere. Por medio de un excelente dibujo, soporte de una mejor reproducción litográfica, nos muestra un rostro juvenil enmarcado en un peinado no habitual, que le otorga lozanía a su estampa. Porta uniforme militar y una amplia capa cubre su hombro derecho.

bel620d

Varios años más tarde, en 1857, para la edición de Galería de celebridades argentinas, el artista francés Narciso Desmadryl dibuja el rostro de Belgrano. Su retrato es excelente por la calidad del dibujo. Los ajustados valores de las luces y las sombras, la calidad de los paños y el ropaje dejan traslucir con sus pliegues y tensiones la conformación del cuerpo que lo sustenta. La calidad de su obra ha hecho que fuera utilizada como modelo para numerosos trabajos posteriores.

Concluimos señalando que los retratos de Manuel Belgrano son indispensables para afianzar el recuerdo que le debemos a uno de los hombres más relevantes de la revolución y de la independencia.

Fuentes consultadas

González Garaño, Alejo. “Iconografía del general Manuel Belgrano”, en AA.VV. Manuel Belgrano, los ideales de la patria. Buenos Aires, Manrique Zago, 1995.

Del Carril, Bonifacio. Gericault. Las litografías argentinas. Buenos Aires, Emecé, 1989.

Vallejo, Nancy Sobrero de. Iconografía Belgraneana. Santa Fe, Centro Transdisciplinario de Investigación estética, 1999.

*Grafía que figura como firma en el grabado

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Historia

Los destellos de amores perdidos

19 Septiembre, 2020

Los destellos de amores perdidos

Se cumplen hoy 130 años del nacimiento en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, de Juan Andrés Caruso, el autor a quien, según se dijo, más piezas le grabó Gardel. Los biógrafos no se inclinaron demasiado sobre su figura: cuentan solamente que su...

Cándido López, pintor y soldado

29 Agosto, 2020

Cándido López, pintor y soldado

Hoy se cumplen 180 años del nacimiento en Buenos Aires de Cándido López, el  más original de todos los pintores argentinos del último tercio del siglo XIX. Cándido López, que había iniciado su carrera como daguerrotipista y había comenzado a formarse como pintor, una vez...

Ray Bradbury, el poeta

22 Agosto, 2020

Ray Bradbury, el poeta

Se cumplen hoy cien años del nacimiento del gran escritor estadounidense Ray Bradbury. Por varios de sus libros icónicos, como Crónicas Marcianas, Fahrenheit 451, El hombre ilustrado, Las doradas manzanas del sol, a Bradbury se lo identifica como un autor de ciencia ficción. Sobre esto decimos...

Una vida de revolución permanente

21 Agosto, 2020

Una vida de revolución permanente

Se cumplen hoy 80 años de la muerte en México de León Trotsky como consecuencia de la letal herida en la cabeza que le ocasionara un día antes un sicario del servicio secreto de la Unión Soviética. Protagonista central junto a Lenin de la primera...

ban620b

 

Secciones

Nosotros

Contacto