TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

gripe

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 24 de septiembre de  2017

14 de diciembre de 2013

TRIUNFO DE LA PARTICIPACIÓN POPULAR

El Gobierno de la Ciudad compró la ex Liga Israelita


Para satisfacción de los vecinos de las Comunas 11 y 15, el Gobierno de la Ciudad depositó el dinero para la compra del edificio donde funcionó la ex Liga Israelita Argentina contra la Tuberculosis, ubicado en la calle Fragata Sarmiento 2152, del barrio de La Paternal, con el fin de instalar en el lugar un centro de salud.

Como no podía ser de otra manera, nos enteramos por Norberto Zanzi, quien en un correo electrónico informó que “la Liga Israelita Argentina es nuestra, después de 7 años de intensa lucha el Gobierno de la Ciudad dio cumplimiento a la Ley 3.011 y depositó la suma acordada con el juez para su compra”.

Anunció asimismo que “en enero comenzarán las obras y en junio tendremos en La Paternal uno de los más grandes centros de salud de la ciudad”.

“La lucha de los vecinos hace posible que las condiciones de vida puedan cambiar y que se pueda ganar la pulseada al gobierno de turno”, sostuvo.

En diálogo con Tras Cartón, Zanzi expresó: “Como vecino siento una gran alegría porque se trata de un centro de salud necesario para este barrio y los linderos, que por otra parte aliviará la demanda de atención y consulta en los hospitales Durand, Álvarez y Tornú”.

Destacó seguidamente que ese resultado se debió a que “hubo muchas personas que participaron dejando de lado aspiraciones personales y acordaron unificar criterios para impulsar un proyecto común”.

Al respecto, sostuvo: “Si los vecinos se unen es posible, con lucha y perseverancia, lograr algo que parecía imposible”.

En otro orden, previno: “Si bien es importante haber concretado la compra del edificio, es necesario continuar alertas para que se lo ponga en valor, reparando lo que sea necesario, y se lo dote de equipamiento y personal suficientes para que a mediados del año próximo el centro de salud pueda estar funcionando”.

Comunicado de prensa

Posteriormente se conoció un comunicado suscripto por vecinos de las Comunas 11 y 15 y numerosas organizaciones vecinales, sociales, políticas, gremiales y religiosas, que después de señalar el logro de “varios años de resistencia y lucha” de “vecinos y organizaciones de La Paternal” recapitula los principales antecedentes de esa lucha.

Así, menciona que en el lugar “funcionó durante 90 años un centro de salud comunitario” y que esa asociación civil “cerró sus puertas y presentó la quiebra en el año 2006, dejando a sus empleados sin trabajo y privando a tres barrios de atención médica accesible, ya que allí se atendían los vecinos de La Paternal, Villa Crespo y Villa Mitre”.

Precisa seguidamente que “la lucha por la reapertura del Centro de Salud comenzó en el año 2007, cuando los vecinos impidieron el remate de la propiedad y consiguieron que se votara en la Legislatura la ley 3011/09, que marcaba la necesidad de que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires expropiara el edificio y abriera allí un CESAC (Centro de Salud y Atención Comunitaria) dependiente del Ministerio de Salud de la Ciudad”.

Recuerda que “la ley tenía un período de vigencia de tres años”, durante los cuales “los vecinos siguieron luchando” para que se efectivizara la compra, lo que hicieron a través de “la constante visita a los legisladores” y la realización de distintas actividades como festivales, cortes de calles y prácticas de medicina preventiva en la vía pública.

El comunicado refiere que “los vecinos de los distintos barrios, las organizaciones sociales y políticas comenzaron una carrera contra reloj para conseguir una prórroga del vencimiento de la ley (votando una nueva), además de lograr que permanezcan en el presupuesto las partidas necesarias para la compra y la adecuación del edificio”.

Puntualiza que con ese propósito se procedió a tomar la planta baja del inmueble y “se pidieron entrevistas con funcionarios del Gobierno de la Ciudad, se juntaron firmas, se realizaron cortes de calle, festivales, etcétera”.

Con relación a la actual circunstancia, el texto destaca que “el Gobierno de la Ciudad, que se había negado sistemáticamente a cumplir con la ley” finalmente “realizó el pago acordado en el juzgado que llevaba adelante la quiebra, con lo cual ya está en manos de la Ciudad el edificio” y observa que lo hizo cuando sólo quedaban pocos días para que venciera el presupuesto del año en curso.

Por último, advierte: “Ahora comienza una nueva etapa que es clave para el futuro de la ex Liga, que es conseguir que finalmente funcione allí un Centro de Salud Comunitario y que no se le dé otro uso o que se revenda, y los sueños de todo un barrio quede sepultados en un negocio inmobiliario”.

Del Partido Obrero

A su vez, el Partido Obrero de La Paternal –cuyo principal referente entonces, Gustavo Spektor, se destacó por su activa y consecuente participación en las actividades por la recuperación de la Liga, proponiendo e impulsando distintas iniciativas– emitió un comunicado que comienza diciendo que “los vecinos de La Paternal hemos obtenido un avance importante en la lucha por la instalación de un centro de salud en el barrio”.

Manifiesta luego que “este paso representa una conquista en la lucha por la instalación de un centro de salud en La Paternal que comenzó en 2007, evitando el remate del edificio donde funcionaba la Liga Israelita” y recuerda que “en todos estos años se contó con el apoyo de los vecinos del barrio y distintas organizaciones sociales y políticas, entre ellas, el Partido Obrero”.

Después de referir cómo gracias a “la importante movilización de los vecinos, que incluyó cortes de calle en las avenidas San Martín y Juan B. Justo, juntada de firmas y recorridas en la Legislatura porteña, se logró en 2009 la sanción de la Ley N° 3.011”, señala: “Sin embargo, al no ser ejecutada y a punto de perder vigencia, a fines del 2011 nos volvimos a movilizar a la Legislatura ocupando distintas sesiones, evitando de ese modo que se cayera la ley y obteniendo una prórroga para su ejecución, la cual comienza tardíamente a fines de este año”. 

En el siguiente tramo, titulado “El PRO (y sus aliados) preparan una trampa”, el comunicado recomienda que “no debe pasarse por alto que el proyecto original fue transformado, cediendo espacio a oficinas administrativas no pertenecientes al centro de salud, lo que podría convertirlo en la antesala de un nuevo negocio inmobiliario como vienen votando el PRO y el FpV en la Legislatura.

En ese sentido, subraya: “Más aún, teniendo en cuenta el estado de vaciamiento en que se encuentran los CeSaC siendo un claro ejemplo el que se ubica en el Centro Cultural Resurgimiento en el vecino barrio de Villa Mitre, rezagado a un cuarto sin insumos y con una persona que oficia de médico y administrativo, entre otras funciones.

Menciona también que “el presupuesto votado en la Legislatura por el PRO y avalado por el UNEN para el 2014 contempla ajustes para la salud en la Ciudad de Buenos Aires”. 

Explica a continuación que, “como vienen denunciando los trabajadores de la salud, la orientación tanto del Gobierno de la Ciudad como del Gobierno nacional atenta contra la salud pública, llevando a los distintos hospitales públicos a situaciones calamitosas con falta de insumos, salarios muy por debajo de la canasta familiar y con jornadas insalubres de trabajo”.

Finalmente, propone: “Por todo esto, desde el Partido Obrero de la Comuna 15, planteamos que a pesar de este importante paso no debemos bajar los brazos hasta ver el Centro en funcionamiento con todo lo necesario. En este sentido creemos que se debe poner en funcionamiento una comisión de vecinos electa en una asamblea abierta que tenga un seguimiento de las obras y de los recursos destinados al centro. La banca conquistada por el Frente de Izquierda en la Legislatura estará al servicio de esta pelea”.

 

Secciones

Nosotros

Contacto