TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

gripe

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 24 de septiembre de  2017

8 de diciembre de 2010

REAPERTURA DE LA CASA DE LINIERS

Al grito de “¡Viva la Patria!”

 

Por Víctor Pais

Con un acto que contó con la participación de una numerosa concurrencia, el pasado 5 de diciembre el Ministerio de Cultura porteño inauguró La Casa de Liniers, ubicada en Venezuela 469.

El inmueble fue residencia del susodicho entre 1806 y 1809 y fue también el sitio donde se produjo la capitulación de Beresford, quien comandaba las tropas inglesas que invadieron Buenos Aires. Ahora, con el destino que se le designa, organismos vinculados al patrimonio histórico, como el Archivo Histórico de la Ciudad y una biblioteca con más de 4500 volúmenes, videoteca y hemeroteca, podrán concentrar allí su funcionamiento en una única sede.
El encuentro comenzó con un recorrido por la amplia sala que da al frente, donde se encontraban en exposición banderas, armas, uniformes y otros objetos relacionados con el mencionado episodio bélico, así como una enorme maqueta de la Buenos Aires colonial.
Luego, con el ingreso al patrio central del Regimiento de Patricios, los visitantes enseguida hicieron lo propio y pudieron disfrutar de una recreación de la época de las invasiones que incluyó además una personificación del mismísimo Liniers, el arribo del Tercio de Gallegos, y dos grupos de bailarines: uno que deleitó con un cielito y un cuando, y otro que danzó en representación de los negros que participaron de la resistencia, acompañado por tamborileros.
“Abrir esta casa de Liniers es para nosotros un orgullo, pero sabemos que la llave la construyeron muchos”, señaló en su alocución Liliana Barela, directora de Patrimonio Cultural de la Ciudad. Y luego de expresar numerosos agradecimientos, manifestó: “Nosotros estamos como chicos en casa nueva, y ustedes saben que cuando hay un proyecto, el proyecto tiene que ser colectivo, y colectivo va a ser, y tengo a todos los vecinos de la ciudad de Buenos Aires que seguramente no me van a dejar sola”.
Cerró la sección oratoria el ministro del área convocante, Hernán Lombardi, quien comenzó su discurso al grito de “¡Viva la Patria!”, tras escucharlo proferido por alguien de su entorno, según confesó. “A nosotros nos parece que la contribución que se va a hacer desde aquí va a recrear básicamente dos cosas: por una parte, un centro de interpretación de lo que fueron las invasiones inglesas, como hecho fundante en cuanto a nuestra conciencia de la posibilidad de la emancipación y la independencia; y por otra parte, un centro de interpretación de lo que era la vida cotidiana a principios del siglo XIX”, expresó. Y más adelante concluyó: “Lo que hacemos hoy homenajeando a Liliana Barela, homenajeando a todos los que trabajan en el Instituto Histórico de la Ciudad, es homenajear a nuestra patria y a nosotros mismos”.
A tono con la propuesta de recrear la vida cotidiana de hace dos siglos, finalmente se realizó un ágape con bocadillos preparados sobre la base de recetas de época.
Cabe destacar que el proyecto de La Casa de Liniers pudo concretarse en virtud de la Ley 3397. Dicha norma, aprobada por la Legislatura porteña el pasado 21 de enero, autorizó la venta de propiedades en desuso al Gobierno de la Ciudad.

Secciones

Nosotros

Contacto