TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

banner 728x90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 22 de agosto de  2017

27 de noviembre de 2010

ESCUELA REPÚBLICA DE HONDURAS

Unida para celebrar y trabajar

 

Por Víctor Pais

La Escuela Nº 20 D.E. 14 República de Honduras, sita en Avenida Elcano 4861, celebró su patrono con un cálido acto.

El festejo se realizó poco más de dos meses después de la fecha oficial, 15 de septiembre, día de la independencia de ese país.
Anunciada por Mabel Aguilar, la docente a cargo de la locución, la entrada de las dos banderas de ceremonia –la de Argentina y la de Honduras– marcó el comienzo del animado encuentro.
Fueron abanderados Federico Zamudio por la insignia argentina y Lucas Góndolo por la hondureña, primero y segundo promedio respectivamente; y escoltas, Ulises Sebastián Ruiz y Maylén Díaz por la de nuestro país, y Leandro Marmolejo y Julieta Alfaro por la de la nación centroamericana.
A continuación, hubo un bloque destinado al canto. Primero, toda la concurrencia entonó de pie el Himno Nacional Argentino y luego el coro de la escuela, llamado Por qué Cantamos, que dirige la maestra de música Marcela Pochettino, ofreció sus versiones del Himno Nacional de Honduras y del Himno a Sarmiento.
Lo que siguió fue el discurso de apertura a cargo de la directora de la institución Carmen Cerminara. “Hemos presenciado la entrada de dos banderas de países americanos, hemos entonado emocionados los himnos de esos dos países: Argentina y Honduras, dos países muy distantes entre sí geográficamente pero muy unidos en sus orígenes, historia e ideales”, señaló. Y más adelante dijo: “Importantes procesos políticos sucedieron paralelamente. Gobiernos democráticos seguidos de dictaduras militares que finalmente debieron ceder su poder al pueblo, verdadero soberano de la patria. Actualmente, una democracia no reconocida por organismos internacionales gobierna Honduras. En nuestro país sabemos por experiencia que nada es mejor que la vida democrática y que nuestro mejor mensaje es promover los valores que ella genera: solidaridad, respeto, igualdad, inclusión, participación, dignidad y justicia. Los mismos valores que día a día practicamos en la escuela con la esperanza de un futuro siempre mejor para nosotros y nuestros hijos”.
A su término, el micrófono volvió a manos de Aguilar, quien anunció el retiro de las banderas de ceremonia. Concluidos los aplausos, el coro interpretó Todos juntos, canción con música y letra de Los Jaivas.
Enseguida, tras un desplazamiento de padres con cámaras fotográficas en mano hacia un sector más próximo al escenario, un elenco actoral conformado por alumnos de tercer grado realizó la representación teatral de la leyenda El mono y el pajarito. Las tomas de fotografías continuaron aun después de concluida la pequeña y alegórica obra, y recién pasados unos minutos, la locutora pudo anunciar la nueva intervención del coro –esta vez de flautistas– con una versión instrumental de A mi manera, canción popular francesa adaptada al inglés por Paul Anka.
Más tarde, se proyectaron una serie de diapositivas bajo el título de Antiguas vivencias, trabajo armado con fotografías aportadas por ex alumnos de la promoción 1969, quienes estaban representados en el acto por Graciela Prestano, Horacio Ramon, Ricardo Ángel Cano, Gustavo Micó, Gustavo Corallo, Mario Aguirre, Roberto Frenkiel, Mónica López, Roberto Ale y Diana Barsanti. También se encontraba Cristina Arregui, ex alumna de la promoción 1970. Una vez finalizada la exhibición, este grupo dejó en manos de la directora una bandera de ceremonia de Honduras y otra de Argentina, como presente para la escuela.
A posteriori, se anunció otra proyección que estuvo precedida por las palabras de Elizabeth Reyes, de la Asociación Cooperadora Mariano Moreno. “A partir del año pasado la asociación cooperadora se convirtió en una gran familia, junto a padres y docentes de la escuela, donde nuestra única misión es la de colaborar, ayudar y trabajar con un objetivo en común: defender nuestra escuela pública”, sostuvo. Y señaló además: “Desde el año pasado venimos trabajando incansablemente para mejorar la situación edilicia de nuestra escuela, ya que al Gobierno de la Ciudad le cuesta entender nuestras necesidades y hace oído sordo a nuestros reclamos”.
También se refirió al contenido del video que iba a exhibirse y concluyó con numerosos agradecimientos destinados fundamentalmente a docentes.
Y finalmente sí, el video que reflejaba las actividades realizadas por padres y docentes, desde los festivales hasta las recientes jornadas de trabajo, fue exhibido y con tal impacto emotivo que obligó a un bis.
El cierre fue musical. El coro cantó esa suerte de himno de donde a su vez tomó su nombre: Por qué cantamos, con música de Alberto Favero y letra de Mario Benedetti. Durante todo el acto, estuvo a cargo de la impecable ejecución del piano Mauro Luna, alumno de la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola.

Secciones

Nosotros

Contacto